Una marcha para rescatar a Natalia


SE CUMPLEN 16 AÑOS DE LA VIOLACIÓN Y MUERTE DE NATI MELMANN A MANOS POLICIALES
Por Horacio Cecchi
melmann

Gustavo Melmann y Laura Calampuco al centro.

Aunque en 2001 no existía la figura penal del femicidio (tampoco hoy existe con ese nombre), el secuestro, múltiple violación y muerte de Natalia Melmann no perdió la terrible característica que hoy la sociedad está en condiciones de reconocer como tal. Mañana, se cumplen 16 años de aquel femicidio, que convulsionó a Miramar primero y después al

país. Los padres de Natalia, Laura Calampuca y Gustavo Melmann, organizaron una marcha para reclamar por la próxima audiencia ante Casación bonaerense pedida por la defensa policial, que solicitó revisar todo el caso: sostiene que Nati Melmann no fue violada sino que mantuvo sexo consentido, no la secuestraron ellos, no la mataron ellos, algunos testigos mintieron y a ellos tres los entregaron en una supuesta componenda entre Felipe Solá y la justicia.

La responsabilidad policial fue revelada por este cronista al inicio del caso –cuando las versiones policiales primereaban en la prensa–, y fue confirmada un año y medio más tarde por el Tribunal Oral 2 marplatense, con la condena a perpetua a los tres uniformados de la Bonaerense, los sargentos primero Oscar Echenique y Ricardo “Rambo” Anselmini, y al cabo primero Ricardo “el Mono” Suárez; a Gustavo “el Gallo” Fernández, a 25 años como entregador de la adolescente que tenía 15. La condena fue confirmada por Casación, y la Suprema Corte Bonaerense, y rechazado el recurso de queja por la Corte Suprema nacional.

La defensa policial sostiene que se trata de pruebas nuevas. Para revisar un caso, que tuvo semejante confirmación por parte de tribunales diferentes y de la máxima jerarquía, es necesario demostrar que existen pruebas nuevas, que no hayan sido tratadas, y que sumadas a las existentes prueben todo lo contrario de lo que llevó a condenar y confirmar las condenas. En este aspecto, la defensa primero pidió el apartamiento de los jueces de Casación bonaerense, Mariano Borinsky y Víctor Violini, que en su momento habían votado en contra. La sala quedó conformada con Carlos Natiello y Fernando Mancini que son quienes convocan a la audiencia del 16 para analizar las pruebas y tomar testimonios.

El fiscal ante Casación, Carlos Altuve, rechazó el pedido de revisión. Sostiene que ninguna de las pruebas son nuevas, fueron tratadas por los diferentes tribunales y ninguna prosperó. Sostiene que pretenden “una nueva crítica sobre el material probatorio tenido en cuenta en la sentencia”.

El fiscal analiza punto a punto cada prueba supuestamente nueva:

  •  La defensa sostiene que los tres policías fueron condenados por trece testigos de identidad reservada, dejando la idea de que fueron declaraciones plantadas e incomprobables. El fiscal sostiene los argumentos de Casación primero y la Suprema Corte después: ambos tribunales consideraron “fundada la reserva de identidad de los testigos del juicio, y para nada oculta, cuyas declaraciones fueron escuchadas por los imputados para posibles repreguntas”.
  •  Que “nunca se acreditó que la joven hubiera sido violada, por el contrario se demostró que no lo fue, mediante la pericia microscópica que acreditaba que su ano y vagina no presentaba lesión alguna, y mediante la pericia bioquímica que demostraba ausencia de semen”. Altuve recuerda que la autopsia tratada en el debate oral demostró que “fue sometida por al menos cinco hombres”. Y añade que la comprobación “en hisopados de restos de semen de cinco personas distintas en vagina, ano y boca (…) junto a señales de lucha en brazos, antebrazos y muslos”. Y señala además que de la autopsia surgió que el estado de putrefacción del cuerpo impidió determinar lesiones en ano y vagina.
  •  Que no murió en la casa del barrio de Copacabana (donde solían encontrarse los policías) sino en el Vivero. Altuve recuerda que los peritos durante el juicio demostraron que el cuerpo había sido rotado y no en la posición en que se encontró en el Vivero. Y cita los peritajes que demostraron que la presencia de larvas propias del Vivero demostraban que había 24 horas previas en que esas larvas no habían ingresado al cuerpo porque estuvo dentro de un ambiente cerrado.
  •  El fiscal además cuestiona la citación del testigo René Bailleau, jefe del cuerpo médico de la Bonaerense. Altuve sostiene que en su momento, la defensa había desistido de su testimonio con lo que no se trata de un hecho nuevo. ¿Por qué citar a un testigo antes desestimado? “Bailleau fue perito de la nueva defensa de los policías, y un familiar suyo da clases de Criminología con el equipo de abogados”, sostienen desde la familia de Nati.

Altuve además recopila los elementos que señalan a los tres policías: se demostró que la casa de Copacabana era utilizada para orgías por policías. Uno de los acusados, Suárez, tenía las llaves. Se encontró sangre de la víctima en el baúl del auto de Suárez. A Suárez se lo describió psíquicamente como inmaduro afectivamente, violento y con impulsos sexuales irrefrenables. De Echenique encontraron su ADN en el cuerpo de la víctima, y econtraron un vello de Nati en su auto. Anselmini fue señalado por testigos como quien subió a golpes a Natalia al auto policial. No se descartó su material genético de entre las muestras. Y encontraron muestras de su pelo en el vello pubiano de la joven. Se demostró que los tres iban a la casa de Copacabana. Que los tres estaban en el patrullero. Que ninguno de los tres estuvo ubicable en el momento en que se cometió la violación y femicidio. Y que los tres sabían del hecho antes de que la familia presentara la denuncia.

Se presentan además pruebas de una testigo se desdijo de haber visto como la subían al patrullero, ante el periodista Mario Oleghy. Oleghy asegura que en una entrevista a la testigo ésta le confesó que no había visto nada de lo que declaró en el juicio. Pero Oleghy, habitual consultor de fuentes policiales, no tenía grabado el testimonio. En el juicio por falso testimonio a la testigo, la mujer ratificó lo que había visto. Curiosamente, la defensa de los tres polis no llamó a la testigo sino al consultor de fuentes interesadas.

Mañana, a las 17, en conferencia de prensa, los Melmann abundarán en estos detalles. Luego, a las 21, se realizará la marcha desde la 21 y 28 para recorrer la ciudad.

En: Página/12

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Informes

Una respuesta a “Una marcha para rescatar a Natalia

  1. Como pocos conocés el tema y su laberinto.Gracias por reactivar el tema y acompañar a esta familia que no logra justicia.
    Abrazo Prof Periodista Horacio Cecchi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s