Violencia de género


tetadaConvocan a una gran tetada el sábado 23 J (el horario está consensuándose) en protesta porque dos policías echaron de una plaza pública en San Isidro a una mujer porque estaba amamantando a su bebé, con el argumento de que está prohibido. La convocatoria es el 23 J a las 15 hs. en la plazoleta de la intersección de 9 de Julio, Belgrano y Acassuso, del centro de San Isidro.

Lo reveló la periodista Luciana Rosende en una nota en el diario El Argentino

Zona Norte de los Trabajadores. El link a la nota está saturado por lo que los compañeros de la cooperativa bajaron la nota al muro de Facebook. La que sigue es la nota y  para quien quiera ir a las fuentes, en Facebook, El Argentino Zona Norte de los Trabajadores.

El Argentino Zona Norte de los Trabajadores·viernes, 15 de julio de 2016

El colmo: casi termina detenida por amamantar a su bebé en una plaza de San Isidro

Una joven madre de 22 años le daba la teta a su bebé en una plazoleta del centro comercial de San Isidro cuando dos policías le dijeron que eso estaba prohibido y debía retirarse. Le pidieron los documentos y la amenazaron con llevarla a la Comisaría Primera por resistencia a la autoridad. Ella trató de hacer la denuncia en la fiscalía de género o la comisaría de la mujer. No se la tomaron.
por Luciana Rosende
 
El mismo día en que se viralizaba el video en el que un hombre era obligado por la Policía a bajar del tren por portar un cartel contra Mauricio Macri, una joven de 22 años y madre de un bebé de nueve meses vivía un episodio de violencia institucional insólito en San Isidro. “Salgo del Banco Nación y me siento en el mástil para darle de comer a Dante. Veo a varios policías mirándome y cuando vuelvo a levantar la vista, venían dos de ellas. Se me vienen al humo y una me pide el documento mío y el del bebé. La otra me dice que estaba prohibido amamantar en lugares públicos. Le pregunté si me estaba cargando y cuál era esa ley y una me agarró del brazo para que me levantara y me fuera. Me tuve que ir con el gordo llorando”, contó indignada Constanza Santos. Quiso hacer la denuncia en la fiscalía de género del distrito y en la comisaría de la mujer, pero no se la tomaron. A partir de la repercusión que tomó el caso tras la publicación en El Argentino ZN, ediles de distintos espacios políticos se contactaron con la joven y llevarán el tema al Concejo Deliberante. En tanto, convocan a una “teteada masiva” para el sábado 23 a las 15 en el mástil de San Isidro, en repudio a la violencia institucional por amamantar.
Esa tarde, cuando los policías la rodearon, gente que pasaba por la plazoleta del mástil, en el cruce de 9 de julio, Belgrano y Acassuso, en pleno centro comercial de San Isidro, se acercó al lugar y una chica comenzó a filmar con su celular. En medio del revuelo, la madre del bebé se alejó y no supo si el video circuló, pero decidió contar su historia en su cuenta de Facebook. De inmediato, su testimonio comenzó a replicarse. Hasta recibió la propuesta de un grupo de mujeres de la zona para ir a amamantar todas juntas al mástil, en repudio al accionar de la Policía Local.
“Le dije ‘no sé si me estás cargando pero no tengo conocimiento de que haya una ley que lo prohíba, mi hijo tiene hambre y necesita comer y no estoy para pagar un lugar donde poder darle, no tengo por qué presentarte nuestra documentación porque no estoy haciendo nada malo’”, relató Constanza, quien trabajaba en la cocina de una pizzería pero perdió el empleo cuando no le extendieron la licencia por maternidad. Y agregó: “Ellas seguían prepotentes. Yo seguía intentando darle de comer. La gente se empezó a acercar. La más joven me agarra del brazo y me dice ‘te vas a tener que retirar o es resistencia a la autoridad’. Fue todo re violento de entrada. ‘Vas a tener que acompañarnos a la Primera’. Le dije ‘yo me voy, pero esto no lo escuché en mi vida’”.
Ante la insistencia de las dos mujeres policías, la joven acudió a los oficiales que observaban la escena a pocos metros. “Ellos miraban atentos y después se reían, había como seis, siempre están parados ahí. Cuando les fui a pedir los nombres me decían que no. Yo estaba con el bebé llorando, re nervioso, porque le corté la teta y se puso peor. Si decía algo por ahí me llevaban, así que me fui”, contó.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s