El juez suma detenciones en su entorno


DOS NUEVOS APRESADOS EN EL CASO DE RAUL REYNOSO, QUE NO SE PRESENTO A LA INDAGATORIA

Por Horacio Cecchi

Con los reflejos necesarios para demostrar que imprime velocidad a los trámitesReynoso según su conveniencia, el juez Raúl Reynoso presentó la recusación de su colega salteño Julio Bavio el mismo día en que debía presentarse a indagatoria ante el propio Bavio. Independientemente de su ausencia, la investigación que lo acusa de ser la cabeza de una organización dedicada a cobrar coimas y dádivas a narcos para favorecerlos en el proceso judicial agregó dos detenidos. Se trata de dos hermanos, un ordenanza del juzgado federal de Reynoso y su hermana, a nombre de quien quedó escriturado un campo entregado por una persona detenida por orden del juez de Orán. Los investigadores sospechan que, como en

otros casos que se agregan a la imputación contra Reynoso, el campo fue pagado para que el detenido obtuviera su libertad y falta de mérito, tal como ocurrió luego, y fue inscripto a nombre de Rosalía Candelaria Aparicio, hermana de César Aparicio, empleado de la puerta de Orán. Si ve dos manchas negras, puede ser casualidad. Tres manchas negras puede ser el misterio del azar. Muchas manchas negras, corra. Es un leopardo.

Que Reynoso no se presentaría a la indagatoria no fue informado a la prensa por el magistrado imputado –como sí supo hacer en una conferencia de prensa el viernes, en la que no aclaró nada pero dijo que lo amenazaban–, sino por la encargada de prensa del Poder Judicial Federal en Salta, María Laura Martínez Palacios. Apelando a las ventajas de la telefonía informática, Reynoso hizo llegar a la sede judicial un fax en el que expresó que no se presentaría a declarar habida cuenta del planteo de recusación contra Bavio que enviaba adjunto. A Reynoso lo protegen sus fueros. Y a sus fueros, los acuerdos (o falta de ellos) en el Consejo de la Magistratura.

Ahora, Bavio deberá dar respuesta fundamentada al pedido de recusación. En el caso de que la rechace, que es lo que se anticipa en los medios judiciales salteños, la Cámara Federal de Salta deberá decidir si hace lugar o rechaza el pedido de Reynoso.

Bavio había citado a indagatoria a Reynoso para ayer a las 10, luego de la presentación del fiscal federal salteño Eduardo Villalba y Diego Iglesias, titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar). En sus fundamentos, Bavio había considerado que existen motivos suficientes para sospechar que Reynoso “ha participado en las conductas ilícitas objeto del proceso”. El expediente se inició con dos denuncias tomadas por Villalba e Iglesias. Una realizada por la ex mujer de un detenido por narcotraficante y la otra por el abogado de DD.HH. David Leiva.

Las denuncias derivaron en la investigación de once expedientes tramitados en el juzgado federal de Orán, en la que surgía la sospecha fundada de la existencia de una organización dedicada a cobrar coimas y dádivas a acusados por narcotráfico. En esas causas, lo que se verificó es que Reynoso imputaba y ordenaba la preventiva como partícipe primario. Pasado un tiempo, un abogado determinado se presentaba en la causa y acto seguido, el acusado, sin que se hubieran reunido pruebas ni realizado modificaciones en la causa, pasaba a ser considerado partícipe secundario con lo que obtenía su libertad. En algunos de esos casos, luego se comprobó que el detenido cedía un terreno, un vehículo o dinero que recibían los abogados.

Ayer dos detenidos más se sumaron a la causa FSA 11.195/14 caratulada “Reynoso, Raúl Juan y otros s/asociación ilícita” lo que motivó una ampliación en la acusación de Villalba e Iglesias. Los investigadores detectaron que en el expediente FSA 841/2012, que llevaba adelante Reynoso, caratulado “Mondaca, Emanuel Guillermo; Gamarra, Roberto Julián; Medina, Víctor Emilio s/infracción ley 23.737 (art.5 inc.C)”, se observa “un proceder idéntico a aquel que fuera ya denunciado (…). Lo único novedoso es que en esta oportunidad aparecen dos nuevos actores, un empleado de su juzgado y su hermana”.

Los investigadores pidieron ampliar las imputaciones a Reynoso, el abogado René Gómez, y agregar a los dos nuevos detenidos, César Julio Aparicio, empleado del juzgado federal y su hermana Rosalía Candelaria Aparicio.

Ambos fueron agregados a los detenidos el 4 de noviembre pasado: el jefe de Despacho del juzgado, Miguel Angel Saavedra, el mencionado René Gómez (ex defensor del empresario salteño Marcos Levin, acusado por delitos de lesa humanidad) y cuya ex mujer es denunciante en la investigación contra Reynoso; Ramón Antonio Valor, quien actuaba como abogado defensor en reemplazo de Arsenio Eladio Gaona, cuñado de Reynoso y conjuez; y Lucinda María Segovia, quien luego fue liberada por falta de mérito. El viernes pasado se presentó detenida María Esper, declaró, tras lo cual consiguió la detención domiciliaria por tener más de 70 años. Gómez, quien estaba internado desde su detención, fue dado de alta y el martes por la tarde prestó declaración indagatoria ante Bavio. Luego de casi cuatro horas, Gómez se retiró del Juzgado Federal, también para cumplir prisión domiciliaria, debido a que tiene 77 años.

En la investigación del expediente “Mondaca”, los fiscales señalaron el “ilegítimo sobreseimiento de Pablo Raúl Vera, el 11 de abril de 2013 (…) recibiendo para ello en concepto de dádiva la propiedad Finca Mollinedo o Puesto Mollinedo, de 700 hectáreas, ubicada en el Departamento de Rivadavia, provincia de Salta, antes propiedad de Vera, interviniendo en la maniobra ilícita el letrado defensor del imputado, René Alberto Gómez”.

El 19 de junio de 2011 Gendarmería detuvo en la ruta 34 un Renault Master en el que se trasladaban Roberto Gamarra y Emiliano Modaca, ambos gendarmes, y Claudia Mondaca. En el interior del vehículo llevaba 933 paquetes de 966,391 kilos de cocaína. El 5 de julio de 2011 fueron detenidos como partícipes necesarios Pablo Vera y Alejo Durán, quienes habían vendido el Renault. Un mes después se dictó la falta de mérito, y el 11 de abril de 2013, el sobreseimiento.

El testimonio de Rosana Rivas Vázquez (ex pareja de Gómez) tomado por los fiscales sostuvo que “un cliente de René (se refiere a Gómez) que recuperó su libertad, le transfirió a su nombre una finca en el Departamento de Rivadavia de 700 hectáreas, recordando que René le aclaró que esa propiedad estaba a su nombre y que no era de ellos sino de Raúl Reynoso (…) y luego de un tiempo (…) René me llama diciéndome que había vendido la finca (…) en la oficina propia de René (…) le presentan a un señor del cual desconoce el nombre, pero le dijo ser el chofer de Raúl Reynoso, este sujeto era un flaco alto, de pelo canoso, con un candado o barba, de tez morena, de unos cincuenta años de edad aproximadamente, que había traído el dinero de parte de Raúl Reynoso”. La mujer aportó la escritura en la que se transfería el campo a su nombre y luego fue transferido a Rosalía Candelaria Aparicio, “quien resulta ser hermana de César Julio Aparicio, el cual a su vez presta funciones como ordenanza en el juzgado a cargo de Reynoso”. “En síntesis –continúan los fiscales–, queda claro que se simuló la venta de la Finca Mollinedo que pertenecía al imputado Pablo Raúl Vera a favor de Rivas Vázquez en la irrisoria suma de $ 150.000 y luego se simuló nuevamente la venta a Rosalía Candelaria Aparicio, también en la irrazonable cantidad de $175.000, a fin de ocultar la dádiva pagada por Vera al magistrado.” Los fiscales añadieron que Rosalía Aparicio “carece de posibilidades económicas como para adquirir un inmueble de las características de la ‘Finca Mollinedo’, incluso al valor denunciado”. Pese a que demostraron que carece de ingresos, la mujer registra a su nombre una TI-Suran 1.6L 5D 768, 5 puertas, año 2013 y una Amarok 2.0 L TDI 4×2, modelo 2012.

“(…) de no tratarse de la maniobra de cohecho descripta –citan los fiscales–, resultaría una suma de casualidades inexplicables, la circunstancia de que el inmueble de propiedad de un imputado de narcotráfico en una causa que tramita ante el Juzgado Federal de Orán termine ingresando al patrimonio de la hermana de un empleado de dicho juzgado, la que cohabitaría con éste. A lo que, de seguir creyendo en las casualidades, habría que agregarle que ese mismo inmueble, previamente, estuvo anotado a nombre de la ex pareja de René Gómez, defensor de aquel imputado”. Lo dicho, es un leopardo.

En: Página/12

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s