El dedo pontificador en la nariz


Por Horacio Cecchi

Las imágenes televisivas generalizadas sobre la cobertura del caso de moralidad periodística de más rating del momento dejan un brevísimo pero fructífero espacio para la reflexión. Después de seguir la secuencia del programa de Gelblung que eligió titular “La noche de ‘las Melinas’” surgieron, entre muchas, dos conclusiones inmediatas: la adolescente violada, asesinada aún quién sabe cómo, y arrojada como descarte a un arroyo de José León Suárez, es una víctima. Pero víctima de características

sorprendentes. Es una víctima culpable. Y quien la señala como tal, para pontificar hace lo mismo que está denunciando. Raro lo que digo. Pero ahí va la explicación.

No es la primera vez que cierto periodismo transforma una víctima en culpable. Hay cierta dificultad en casos que el sentido común parece triturar e imposibilitar a que el periodismo vea como víctima. Es el caso de las víctimas de violencia de género con el trillado “qué querés, mirá cómo se vestía”, que habilita a cualquier cosa. Ya ocurrió en otros casos. Cuando cierto periodismo acusó a la pequeña de 11 años que apareció muerta en Hurlingham y que derivó en un informe de una comisión bicameral bonaerense que determinó las graves colisiones en las que había caído la inmediatez mediática, en un riesgoso cóctel con sus fuentes preferidas, la policía (para el caso, la Bonaerense) y su brazo dictaminador, la Justicia provincial.

O cuando la joven también adolescente de Palermo apareció muerta y desnuda (fotografiada) entre la basura del Cinturón Ecológico. Ya ese cierto periodismo se había regodeado en mostrar fotos sensuales de ambas niñas, como si esa sensualidad, privada (porque fue arrebatada de una red social, cuya finalidad era un círculo de amigos y sin pretensiones de publicidad masiva) las desnudara como provocadoras.

Quiero decir que, hasta ahora, me resultó harto difícil no mencionar los nombres de las jóvenes víctimas, en protección a sus derechos (aunque muertas, porque son derechos que se extienden hacia las otras, las vivas) y con la necesidad de que el lector comprenda y también se esfuerce en entender la noticia sin nombres ni detalles que desinforman. Ya todos saben a qué víctimas me refiero. Ese esfuerzo no se lo tomó, por ejemplo, el pontificador Gelblung. Digo: acaso cuando acusó a la víctima por “adolescente” ¿no envió a sus movileros a exponer adolescentes, cuya exposición está prohibida por la ley? ¿Qué clase de moral es ésa que señala con un dedo que previamente se metió en la nariz? ¿Cómo hubiera hecho ese programa pontificador sin esas imágenes prohibidas?

En: Página/12

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Opinión

Una respuesta a “El dedo pontificador en la nariz

  1. alba noemi perez saiz de naistud

    Una vez mas gracias Horacio,tus comentarios llenan mis vacios ,no veo nunca a Gelblung,por recordar cuando publicaba muertes antes que se produjeran.
    La víctima es culpable,provocó,se fotografió, un dato relevante menor y mujer,como si los chicos no hiciesen lo mismo.Les gusta mostrarse entre si¿eso es tan dañino?NO,es habitualidad generacional.
    El ensañamiento sobre estas adolescentes-niñas,parece una caza de brujas,ya van a caer mas Candelas,Melinas,estemos atentos cronistas misóginos y haremos mas reiting,agregando condimentos y adornando el caso;parece que Hurlingan o Cinturón Ecológico,son escenarios tanatológicos y de horror.
    Ojos que todos lo ven colocados estrategicamente,explotados de conjeturas
    radiales o televisivas,entorpeciendo la verdadera investigación,con testigos dudosos o inventados,como los teros gritan por aquí y su nido está en otro sitio.
    No debemos buscar el respeto,la privacidad,ética o cumplimiento a los DDHH,o del Niño.Lamentable que el morbo es mantenido por sus seguidores y consumidores de estos macabros espectáculos,equivocando periodismo y cultura con basura informativa.
    Abrazo periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s