Gente como “uno”


Una columna de opinión con motivo de la noticia de que un automovilista discutió con otro y lo mató de un balazo.

Por Horacio Cecchi

Debo aclarar que antes de escribir esta columna volví a hacer un paneo por Internet buscando títulos, tapas, fotos con sangre, gritos de horror, y, por sobre todo, reclamos por ausencia del Estado, por la sensación de inseguridad, por el clamor de justicia, y por aquello de las garantías y derechos vulnerados por la “delincuencia”. Y apenas encontré algunos titulitos que iban más por el lado de la sorpresa que por otra cuestión.

No encontré títulos del tipo “justicia por mano propia”, mucho menos “linchamiento” (término indeseable, para nada neutro, pero se hace pasar por tal), ni tampoco del tono correctivo de la “paliza”. ¿Qué condiciones no se daban, que fue lo que no se ajustó de los hechos para que no se produjera el bombardeo mediático con aquella “justificación aunque esté mal” porque la gente “está alterada”? Pero si hubo un muerto, un disparo en la cabeza, algo infinitamente más grave que el manotazo a una cartera. ¿Acaso esta muerte no importa a los medios? Al contrario, según la perspectiva que promueve la idea de inseguridad, esa que otorga el derecho en emergencia de aplicar palizas correctivas, aunque se sepa que está mal, pero bueh, según esa perspectiva esta muerte debería producir hervor en la sangre mediática. Un hombre que viajaba en su camioneta 4×4 Blazer, con su familia, a pasar un domingo donde fuera. “Gente como uno.” No lo digo por la víctima y sus familiares, que a esta hora deben pasar por una oscuridad horrorosa. Lo digo por la indiferencia de los medios.

¿Qué es lo que los calla y apenas si pueden anoticiar con toda la incredulidad del “esto no es posible, esto no puede pasar”?

Creo que la diferencia está puesta otra vez en el otro. El único dato que se contaba anoche, a la hora de escribir esta opinión, sobre quien disparó, es que conducía un Gol y que mantuvo una discusión, aparentemente, de pares.

La diferencia está a la vista. No hay un otro ajeno para los medios. Dicen “es uno de los nuestros”, una discusión violenta, se baja al plano individual. No hay problemas de niveles sociales y, por lo tanto, para los medios y para quienes deciden decretos de emergencia, no hay problemas de inseguridad, aunque el individuo armado provocó más dolor que todos los ladronzuelos que intentaron manotear una cartera y fueron apaleados como si ellos hubieran dado muerte.

Claro, toda esta perspectiva mía se iría al tacho si mañana, de pronto, se informara que quien disparó y huyó había robado previamente el auto, por ejemplo. Entonces habrá sido el disparo artero de un delincuente, según fuentes policiales.

En: Página/12

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Opinión

8 Respuestas a “Gente como “uno”

  1. Patricia

    Me parece muy interesante tu nota y como se evidencia que depende de la asignación del estereotipo de víctima (la gente como uno) y de victimario (los otros, en general pobres sin acceso al consumo) se constituye un hecho en noticia o deja de serlo. Agrego que dentro de la categoría “los otros” estamos las otras, es decir las mujeres que siguen siendo víctimas de delitos gravísimos, tipificados en el código penal, entre ellos el femicido y no se constituyen en sujetos noticiables es decir en “gente como uno”. Prueba de ello es que en los últimos días ocurrieron por lo menos dos femicidios y no se incluyeron dentro de las noticias sobre inseguridad. Agrego que esas mujeres muertas por una condición de género, no de clase, aunque a veces se asocian ambas “desgracias” (mujeres y pobres), no solo merecen seguridad, sino que en su mayoría la han reclamado como ciudadanas al Estado a través del Poder Judicial, es decir no sobre supuestos y aún asi han muerto porque el Estado no les aseguró el derecho a la vida, ante sus victimarios y mucho menos los medios las visibilizaron, antes de su muerte.

  2. Patricia

    Según el “Informe de investigación de femicidios en la Argentina”, en 2013 hubo 295 femicidios en todo el país, es decir, que una mujer fue asesinada por violencia sexista cada 30 horas.

    Adicionalmente, se cometieron 39 homicidios “vinculados” de hombres y niños, en los que en la mayoría de los casos murieron los hijos de las mujeres a las que el agresor quería lastimar.

    A este ritmo escalofriante, el índice de femicidios en el país alcanzó el año pasado su punto más alto en los últimos seis años, es decir, desde que se realiza este relevamiento. En relación con 2012, cuando asesinaron a 255 mujeres, el año pasado hubo un aumento del 11,4 por ciento.

    • Desde ya, Patricia, que estoy en todo de acuerdo con lo que decís respecto al lugar que ocupan los femicidios como soporte de la inseguridad. También diría, que no son incluidas como concepto de inseguridad porque, precisamente, son marginadas en el discurso antes y son marginadas después, incluso, de ser víctimas. El femicidio no aparece como concepto de inseguridad de la misma manera que el automovilista muerto no fue motivo de reclamo. Es buena la inclusión que me recordás en la cadena que armé de palizas-justicia por mano propia-linchamiento-reclamo de Estado ausente etc. Gracias y tomo nota.

  3. Martín

    Estimado Horacio, acabo de leer su nota de opinión en el diarió Página 12 titulada “Gente como uno” y me resultó muy chocante y de una bajeza que no se corresponde con usted la utilización de una tragedia como la ocurrida el pasado fin de semana a una familia que se trasladaba en una camioneta 4 x 4 (cosa que no significa nada), para defender a los “ladronzuelos” (todo depende de dónde se los mire) que fueron linchados, y para atacar a los medios de comunicación anti-oficialistas (o como quiera denominarlos).
    Yo, como ciudadano común, que no se siente representado ni por este gobierno ni por el resto del ambiente político, me siento dolido por leer este tipo de notas donde, para defender una postura y atacar a otra, se utiliza la desgracia ajena.
    Desde luego, no es el único caso, pero sentí la necesidad de expresárselo.
    Le envío mis más cordiales saludos.

    • Martín, la lectura sobre a qué medios me dirijo es libre. Si preferís elegir la mirada dual oficialistas/oposición, es tu lectura, respetable, pero lamento decirte y lo lamento por mí también, que me refiero a todos los medios. De hecho, esto que denuncio ocurrió ayer y hoy en todos los medios. Todos viene a ser todos. La lectura de las tapas está a tu disposición. Si en algún medio encontrás el despliegue que tuvo cualquier muerte de una víctima en un asalto, o los debatidos “linchamientos” te ruego lo informes. La utilización de la pobre víctima no la hago yo sino la lectura mediática, y, en buena parte, la lectura de que esto se trata de un problema de oficialismo/oposición. Para mí, su muerte es gravísima y no veo que esto se represente en ningún lado más que en mi nota. Gracias por tu opinión.
      Horacio Cecchi

  4. Oscar Luis Cherro

    Hola Horacio:
    Estuve leyendo atentamente tu nota sobre el tema de la referencia.
    Es evidente que es muy grande la influencia de los medios en la sensación de inseguridad que todos tenemos (aunque veo que no es tu caso).
    Sin embargo (como dice la Sección económica, cuando informa que la venta de coches bajó el 35%), repito, sin embargo, es probable que tal sensación de inseguridad no existiera, si viviéramos de otra manera. Así que me puse a hacer una encuesta, casera, ella.
    Y recurrí a mi familia, que está compuesta por 21 adultos.
    Los resultados fueron, en los últimos 15 años
    YO (74 años) me asaltaron de caño 4 veces, entraron a mi casa 4 veces, una vez todos atados y amordazados. Me entraron y robaron 3 veces mas. Hace 2 meses hubo un tiroteo dentro de mi empresa entre 3 ladrones que entraron por el fondo y 3 policías con armas largas que los perseguían. Me robaron 3 autos.
    MI MUJER(50): Un robo con navaja y 3 arrebatos
    MI HIJO MAYOR (45) Asaltado de caño una vez. Le robaron el auto 2 veces. Acaba de contarme que su hija de 6 años está durmiendo con ellos. Le dije que me parecía muy mal y me explicó que le entraron a la casa a una compañerita del Colegio y quedó tan asustada que contagió a todas. No sé que le pasó.
    MI HIJO MAS CHICO(30) Asaltado 2 veces, mas light, con armas blancas.
    MI HERMANO DEL MEDIO (70): Asaltado de caño 3 veces y con el chiste de la goma pinchada le robaron 120.000 pesos hace 3 meses. Le robaron un auto
    SU ESPOSA: Asaltado desde una moto 2 veces. Los inocentes le pegaron un fierrazo en la cabeza porque no se dejó sacar la cartera. Tiene secuelas
    SU NUERA (44, MAESTRA) Asaltada dos veces, no sé si con armas. Le robaron 2 autos, los hijos de sus alumnos.
    SU HIJO DEL MEDIO (37): Asaltado 3 veces
    MI PRIMA NORA (77): Hace un mes le arrebataron la cartera, cayo al suelo, se rompió la pelvis, no camina nunca más, medicos “dixit”
    MI HERMANO MENOR(60): Asaltado 3 veces, secuestrado una. Le robaron 3 coches
    SU HIJO MAYOR: Secuestrado 3 veces, asaltado una.

    Aquí paré la encuesta, porque mientras estaba haciéndole la encuesta a mi sobrino Gustavo, que es el marido de la maestra, me dice, pará, pará un cachito, te llamo. Me llamó. Mientras hablábamos había llegado la Policía, porque le habían roto la puerta a la vecina de al lado. La señora es jubilada. Se encerró en el dormitorio y mientras trataban de tirarle la puerta abajo llamó al 911. Parece que la Policía a estos chorros no los había mandado, así que vinieron y se salvó. Por ahora, porque le dijeron que volverían.

    Total 11 personas sobre 21 y 45 “hechos”, muchos graves (secuestros, secuelas de violencia, robos a mano armada). Mis hermanos viven en Capital y Banfield. Yo y mis hijos en zona Norte. Somos de clase media, todos.

    Todos nosotros estamos en contra de los linchamientos.

    Te mando un saludo

    Oscar Cherro

    PD: Quince días después del tiroteo en la empresa, el jefe de los policías, subcomisario de Villa Adelina, fue en cana por un entongue con un ladrón de autos. Lo pasaron por la tele, con grabaciones y todo

    • Gracias Oscar por la encuesta “casera” que te tomaste el trabajo de hacer.
      Entiendo lo que me querés recordar, pero lamento que alguna interferencia apriori te haga leer en mi opinión lo que no puse.
      Pareciera, y vos me dirás si corresponde corregirme, que me querés transmitir que los delitos existen y que la clase media es víctima de esos delitos.
      No veo en mi nota que haya referido en ninguna dirección sobre la inexistencia de delitos, quienes son sus víctimas ni nada por el estilo, ni está en mí negar la realidad.
      La única dirección que tiene mi nota es hacer una pregunta que transfiero a los lectores: ¿Acaso hay muertes más valiosas que otras? Porque si te fijás correctamente y sin juicio previo, lo que estoy diciendo es que a este pobre hombre baleado delante de su familia, le dieron un espacio en los medios que hubiera sido diferente si lo hubiera matado otro, durante un asalto. ¿Acaso si fuera así su muerte hubiera sido injustificable pero si no surgen esos datos, bueno, es una muerte más, pobre tipo y a otra cosa?
      Te dejo la inquietud.
      Saludos
      Horacio Cecchi

  5. daniel elgue

    Ademas, es notable, que escuchè ese dìa a la mañana en el programa de radio de Sietecase, que entrevistaban a un testigo del hecho que dijo: …. escuchamos los disparos, vimos el gol rojo y nos escondimos…. NO FUERON A LINCHAR “AL ASESINO……..” (como con el carterista….)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s