Aborto: Una mirada restrictiva


UNA MIRADA RESTRICTIVA EN LA NUEVA REGLAMENTACION APROBADA POR EL PRO PARA APLICAR EN LOS ABORTOS NO PUNIBLES DE LA CABA

Por Mónica Lescano *

Seis meses después del fallo de la Corte Suprema que habilitó el aborto no punible en casos de violación, la Ciudad de Buenos Aires reglamentó el procedimiento para la interrupción de embarazos en los casos contemplados por la ley. El Ministerio de Salud porteño firmó una resolución en la que establece los requisitos para permitir la interrupción del embarazo en casos de violación o en casos en los que corra peligro la vida de la mujer.

La resolución 1252 especifica que en casos de violación se pedirá una declaración jurada o denuncia policial. Menores y discapacitados necesitarán autorización de sus padres. El límite para realizar el procedimiento será de 12 semanas de gestación.

Para los casos de personas que hayan quedado embarazadas por un abuso sexual, el gobierno porteño aclara que deberá realizarse con una denuncia policial o una declaración jurada “sin necesidad de requerir autorización judicial” dentro “del límite gestacional de doce (12) semanas, con el correlato ecográfico correspondiente”.

La normativa establece además que “los profesionales de la salud tienen derecho a ejercer su objeción de conciencia respecto de la práctica médica” y “no serán pasibles de sanción laboral de ningún tipo”, garantizando “la confidencialidad de la identificación de los médicos”.

El Gobierno de la Ciudad ha interpretado a mi entender con una mirada totalmente restrictiva, el fallo de la Corte Suprema que exhortó a los gobiernos nacional y provincias a fijar protocolos para los abortos no punibles, con el fin de eliminar las barreras arbitrarias que se repetían en hospitales como en los tribunales cuando una mujer lo solicitaba, tanto en casos de violación como cuando corre riesgo la salud o la vida de la mujer embarazada, situaciones que prevé el Código Penal.

La elaboración de dicho protocolo se fundamenta en la necesidad de contar con pautas que garanticen el acceso al aborto en los supuestos contemplados como no punibles en los términos del Artículo Nº 86, Inciso 1 y 2 del Código Penal y del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (F.A.L., s/ medida autosatisfactiva, 13 de Marzo 2012).
Establecer más requisitos que los dictados por el Protocolo que ha dictado el Ministerio de Salud de la Nación, hace que el protocolo de la Ciudad cercene derechos de las mujeres, como es el caso concreto de un plazo de 12 semanas de manera general sin contemplar los casos particulares, lo cual solo logra tener una postura correcta para aquellas voces que se muestran contrarias a establecer un protocolo, y así no lograr el objetivo buscado por la Corte que es poder mejorar la calidad en cuanto a la salud de sectores de la población mas desprotegidos , ya que las limitaciones de poder practicarse en los Hospitales Públicos de la CABA el aborto no punible ,sólo envía a las mujeres pobres a una práctica insegura, y como consecuencia de ello muchas mueren y otras quedan con lesiones graves.

El Gobierno de la Ciudad debe comprender que debe legislar pensando en proteger los derechos de las mujeres y no en proteger sus propios intereses, la salud pública es un tema que se encuentra en la agenda de todos los Gobiernos y sería importante que se reflexione sobre la posibilidad histórica que estamos viviendo y se encuentren a la altura de las circunstancias y sancionen un Protocolo que contemple seriamente los casos que deben tratarse con una mirada de género, la cual se encuentra ausente en la resolución dictada.

* Abogados por la Justicia Social
Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Opinión

7 Respuestas a “Aborto: Una mirada restrictiva

  1. Siempre con tus disparadores interesantes estimado Horacio.
    Mi opinión posiblemente sea no compartida, de todos modos, sigo considerando que la capital del país es una isla.
    Considerar que los términos en el caso en cuestión deben ser diferentes a lo escrito, es sentirse diferente.
    Protocolizar es seguir estigmatizando.
    Una mujer no siempre elige abortar, es ella y sus circunstancias, en desesperación quienes las exponen. Evitar muertes por la práctica clandestina sería un objetivo válido, como saber y entender que la ACE (anticoncepción de emergencia) no es abortiva.
    Hablando del sistema público, anche privado, la objeción de conciencia no exime de responsabilidad médica. Quiero decir que la mujer no puede ser abandonada a su mala suerte. Nadie obliga hacer algo que vaya contra sus principios éticos, morales o religiosos; debe informar o sugerir donde darán respuesta al planteo.
    Dra Alba.N.P.S.de Naistud.
    Médico Legista esp.en Medicina Legal(jub).M.P.:J 12645.

  2. Eduardo Ludmer

    Soy médico y entiendo que la “objeción de conciencia· está perfectamente justificada. Sin ser reiligioso ni mucho menos, entiendo que aquél que SI lo sea , pueda abstenerse de realizar un acto médico que se contradiga con sus convicciones morales. Así como un médico puede abstenerse de realizar un aborto por “razones de conciencia” , puede darse el mismo caso en una mujer embarazada no por su propia voluntad. Hacerles obligatorios la interrupción del embarazo me parece totalemente autoritario.

    • monica

      Estimado Ludmer no fue el tema que trate en la nota específicamente en todos los protocolos esta establecida la objeción de conciencia es más en algunas provincias además se estableció un listado de médicos que ya expresaron expresamente que no va a realizar la intervención, la restricción a la que hago referencia es que en Nación no establece elplazo de 12 semanas para los casos de personas con capacidades diferentes.

  3. Gabriela Palestrini

    En un htal. puede haber uno, dos que apelen a la “objeción de conciencia”…….. pero otro profesional, deberá intervenir…..el paciente primero!!!!! (psicóloga)

  4. Alejandro Drucaroff

    Edu: comparto tu pensamiento sobre la objeción de conciencia; creo que lo que corresponde es que cada hospital garantice que en todos los turnos habrá profesionales dispuestos a intervenir, sin obligar a nadie y pidiéndole simplemente a los médicos que manifiesten su idea al respecto previamente para organizar los turnos. Igualmente veo que el artículo no se refiere a eso.

  5. Eduardo Ludmer

    Ale : mi respuesta fue al siguiente párrafo : Aclaro que la objeción de conciencia no exime de responsabilidad médica. Yo , a diferencia de quien lo escribió , en ESTE caso SI exime la responsabilidad médica. Nunca dije que nadie debía hacerlo ni planteé escenarios del estilo.

  6. Miguel Esbry

    Tambien soy médico (Obstetra) y creo que las palabras no ayudan.
    CONCIENCIA
    Si se plantea ella y se le otorga la posibilidad de ser esa conciencia la habilitante para salir de la obligación de interrumpir una gestación, me confirma que la acción, el aborto, como observo, tiene un cuestionamiento ya por los otorgantes de ese “derecho” a no realizar la practica a un médico basado en……………. ?????
    Ademas y esto pienso, ajeno a principios religiosos, el embrión desde la primer celula está VIVO – hay demasiados argumentos que lo prueban y le otorgan entidad de persona, si asi fuera, al menos lo es para mi, no elimino un ser vivo por una cuestion de “conciencia” – simplemente no debo matarlo, ni en su dia uno ni a los 25 años ni nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s