Aimogasta: Una versión que resultó forcejeada


LA JUEZA DE AIMOGASTA DESMINTIO A LA POLICIA

Por Horacio Cecchi

La versión oficial sobre la muerte de Belén Brizuela en Aimogasta, al norte de La Rioja, la misma que responsabilizaba a un forcejeo por el crimen, duró apenas unas horas. Ayer, la propia jueza interviniente, María Dolores Lazarte, desmintió la versión: “Ningún adolescente forcejeaba con el policía”, dijo Lazarte. Poco después, otra versión oficial, ésta a modo de información verídica, anunciaba que otro policía había resultado “gravemente herido” durante la reacción de los jóvenes tras la muerte de la chica y había sido internado en un hospital. Carlos Brizuela, padre de la joven, sostuvo que todo ocurrió “por la falta de profesionalismo” de la policía.

Más calmo que la noche del domingo, el día de ayer transcurrió con novedades en Aimogasta, tras el asesinato de Belén Brizuela. La jueza Lazarte, que interviene en la investigación, informó que “no hubo ningún forcejeo. Uno de los policías avanza con una escopeta antitumulto y le pega un culatazo a un joven. A partir de esto, otro joven agrede al otro policía y recibe un golpe en la cabeza con la culata de la escopeta. En ese instante comienzan los disparos. Pero ningún adolescente forcejeaba con el policía que tenía la escopeta. Algunos disparos fueron al aire, otros al piso. Uno de esos disparos impactó sobre uno de los ojos de Belén Brizuela provocándole la muerte”. Lazarte indicó que ambos policías están imputados por homicidio calificado.

Uno de los jóvenes golpeados era el novio de Belén, Nicolás Palacios, quien declaró que estaban en el club San Francisco con Belén y un grupo de amigos y decidieron salir porque se habían generado problemas. “Decidimos salir para que no haya más problemas y nos sentamos en el cordón de la plaza”, explicó. Luego señaló que llegó la camioneta policial con dos uniformados dentro, que les exigieron que se retiraran del lugar. “Les dije que no. No estábamos haciendo nada malo”, sostuvo. Entonces, siguiendo el relato, uno de los policías bajó de la camioneta y le pegó un culatazo en la cara. Cuando Belén se acercó a verlo, le disparó a la chica. La versión coincide en parte con la que está rearmando la jueza en base a otros testimonios.

El padre de Belén, el folclorista Carlos Brizuela, acusó a la cúpula policial y a la escasa formación de los uniformados: “Si fueran más profesionales, los calmarían a los chicos. Es falta de profesionalismo de los policías y un poco de irresponsabilidad de la cúpula alta, que manda gente sin experiencia a cuidar a los chicos, y en vez de cuidarlos, los mata”.

El domingo por la noche una marcha del silencio derivó en otra pedrea a la comisaría local. “No queríamos ni malas palabras ni tirar piedras, queríamos buscar en paz que se haga justicia, pero otra parte del pueblo está indignada”, explicó Brizuela.

En: Página/12
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s