A propósito de la tortura y las perpetuas a menores


Dos datos para agregar. Mendoza y Nación.

1. Mendoza: informan que mañana, martes 22 de marzo, Diputados tratará (clickeá acá) el proyecto de ley de creación de los Mecanismos de Prevención, que ya tiene media sanción en el Senado.

2. Los representantes de las Naciones Unidas y de la CIDH se reunieron en Washington para tratar las graves condiciones de detención y los numerosos casos de tortura que se registran en la región. Para Argentina, cabe recordarlo, venció recientemente el plazo para solucionar los cinco casos de adolescentes menores de 18 años, condenados a perpetua y que mantienen a Argentina en off side respecto a los DDHH. La solución que asumía el gobierno nacional era la sanción de la ley que ya tiene aprobación del Senado y que se encuentra en Diputados, con aprobación de las comisiones correspondientes. Sólo falta que se vote en el recinto, donde el oficialismo y la mayoría de los bloques mantenía acuerdo (entre otros temas, en dejar la edad de punibilidad a partir de los 16 años). Pero ni siquiera apareció en los temas de agenda. Al postergar la opción a la que el gobierno daba como solución “inmediata”, solo queda, para recuperar el offside en DDHH internacionales, que la presidenta, Cristina Fernández, conmute las condenas y luego se resuelva hacia adelante con la sanción de la ley.

El otro caso que mantiene en off side a Argentina en el terreno de sus compromisos con los DDHH Internacionales es el de las hacinadas, hediondas y violentas cárceles de la provincia de Buenos Aires, gobernada por Daniel Scioli y bajo el bastón del manodurista Ricardo Casal.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Noticias

2 Respuestas a “A propósito de la tortura y las perpetuas a menores

  1. Sol

    Siempre hay temas más importantes en las agendas. Ahora, ¿las Naciones Unidas horrorizadas? Qué irónico, ¿no?
    Por cierto, las cárceles en las condiciones que mencionás están en todo el país. Lo peor es que están en las unidades penitenciaras y en las calles también.
    Acá, la U11 es terrible. Estoy por empezar a dar un taller ahí y el objetivo es poder darlo a todos los detenidos que se interesen en la temática, que son muchos. Sucede que “policía” los tiene divididos en dos pabellones, el de los “buenos” y el de los “malos”. No dudé en preguntar cuál era la diferencia entre los que habitaban el uno y el otro, imaginándome una respuesta para nada racional pero con el lógico sentido común que pueden tener desde allí para argumentar, sin embargo me sorprendió más de lo que esperaba, sobre todo la sinceridad: los malos son aquellos que reclaman que se los trate mejor (sic). Así que ahí estoy, en la lucha para poder tratar con todos, viendo cómo manejar la estupidez de que no puedan “mezclarse” entre sí y, por supuesto, que me permitan entrar al pabellón “peligroso”.
    Moraleja: el recluso que se queja no tiene derecho a nada. Si se quedan calladitos y no hacen ruido pueden acceder a algunos beneficios. Y sino, no hay tu tía. Con suerte.

  2. Como bien decís, Sol, los buenos, es decir los que no se quejan, pueden acceder a sus derechos dibujados como beneficios. Como se los llama beneficios, la mano que los da también los puede quitar. Y así están, los malos, por reclamar derechos se quedan sin beneficios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s