Una marcha para el cambio


La polémica está instalada. Un policía mata por la espalda y dice que creyó que tenía cartuchos de goma. Me pregunto ¿por qué tendría que disparar a la espalda? ¿En esa situación, importa si eran cartuchos de goma? Otro policía, en José León Suárez dice también que se equivocó y murieron dos chicos. Me pregunto, ¿se equivocó él o están formando monos con navaja? La carga caerá en este caso sobre los monos errados, quizás por lo de errados será culposa. Será investigada la construcción de monos? La que sigue es la nota que publiqué en Página|12 sobre la marcha y los movimientos en Baradero.

DESPLAZARON AL POLEMICO JEFE DE LA POLICIA COMUNAL DE BARADERO

Más de un millar de personas marchó hasta el frente de la intendencia en reclamo de justicia y contra el gatillo fácil. Por la mañana, una mujer policía, Jorgelina Silva, fue nombrada a cargo de la Comunal, en reemplazo de Rambo Franzoia.

Por Horacio Cecchi

Una marcha multitudinaria para las cifras que puede imaginar Baradero, más de un millar de personas, recorrió ayer desde las 18 y por más de dos horas las calles de la ciudad en reclamo no sólo de justicia por la muerte del adolescente Lucas Rotela, sino de alguna señal de giro en las decisiones sobre la actividad de la Bonaerense Comunal, dirigida por el cuestionado intendente Aldo Carossi. Una noticia que pasó con bajo perfil durante el día parecía alentar esperanzas en el runrún vecinal: Raúl Franzoia, el cuestionado jefe policial de la Comunal, fue desplazado del cargo y en su lugar fue designada una mujer policía, Jorgelina Silva. La otra noticia, más que equilibra esa esperanza con un horizonte gris, pesado y demasiado concreto, y hace presumible que la venta de chalecos antibalas para motociclistas en Baradero sea más negocio que vender cascos que no usa nadie ni protegen de los proyectiles. Durante el nombramiento de Silva, en una entrevista a una radio local, Carossi dijo que “si no tenemos un refuerzo de efectivos, por más autos, armas y municiones que tengamos, de poco va a servir”. Durante la tarde la marcha se llevó adelante, tensa pero calma, encabezada por una cantidad importante de chicos, compañeros de Lucas, montados en sus motitos.

La hora de convocatoria era a las seis de la tarde, en la esquina del kiosco La Cebra, Gazcón y Anchorena, uno de los vértices de la plaza Colón, donde el sábado, alrededor de las 4.30, Lucas Rotela recibió ocho postas de plomo por la espalda, disparadas por el oficial Gonzalo Kapp. Precisamente Kapp había declarado por la mañana ante el fiscal Marcelo Manso lo que antes había dicho ante sus colegas: que hizo tres disparos con su escopeta, dos al piso y uno al cuerpo, y que creía que todas eran postas de goma. Su defensa es la que sostienen todos, de él hacia arriba: la del error y el desconocimiento, apelando a la consabida verdad de que la estupidez es estúpida pero sobre todo es ignorante de sí misma. Lo que penalmente es muy diferente a pensarse homicida. Incapaz de salirse de ese círculo y de preguntarse por qué si durante cuatro años fue alentado a balear a peligrosos menores ahora todos lo acusan de haberlo hecho, Kapp viene a ser el chivo emisario que mató. Y el adolescente Lucas, la víctima propiciatoria.

La exposición de Kapp duró alrededor de tres horas, casi tanto como la marcha que lo acusa. Durante la mañana, poco antes de las 10 de la mañana, en un sencillo y pequeño acto, el jefe policial de la Comunal, el Rambo Franzoia, debió abandonar el cargo pese a la empecinada defensa tipo paraguas con la que había insistido el jefe político de la Comunal y de la comuna, Aldo Carossi, quien en todo momento apuntó sobre Kapp, lo que, en términos de estrategia, es lo mismo que lo que hace el tero, gritar lejos del nido. Las curiosidades políticas hicieron que Franzoia no fuera invitado al sencillo acto, pero sí se hiciera presente su jefe y protector Carossi. Jorgelina Silva viene a acaparar las expectativas de parte de la sociedad de Baradero y tiene el apoyo de la Departamental de San Nicolás, a cargo de Hugo Prado, que es quien la lleva desde Ramallo, donde se encontraba. La imagen de Silva flanqueada por Prado, que la sostiene, de un lado, y por Carossi, que protegió a quien ella reemplazó, del otro, habla de las tensiones por las que pasará su comisariato. Si apenas terminó el acto y Carossi, a la curiosa pregunta de la FM Baradero sobre si trabajaría en obtener más efectivos, respondió que “hace rato que lo venimos haciendo… Acá resolvimos los fierros, vamos a tener coche, vamos a tener cámara, vamos a tener municiones, pero si no tenemos quién las maneje de poco va a servir”.

Carossi también puso al teléfono a Miguel Rotela, padre de Lucas, con el gobernador Daniel Scioli. Al respecto no se refirió Scioli, sino Carossi, quien aseguró que el gobernador le dio toda la contención del Estado. A todo esto, las críticas sobre Carossi, el jefe de la Bonaerense, Paggi, el ministro de Justicia Casal y Scioli llovían bajo un sol abrasador. Mientras la diputada nacional de Libres del Sur, Victoria Donda, reclamó la renuncia de Casal y Paggi. “Casal ha instaurado la política de la ‘equivocación de cartuchos’ por parte de la Bonaerense a través de la cual se llega al gatillo fácil contra los jóvenes”. Se refería a Baradero y José León Suárez, donde la explicación fue la misma, el error de cartuchos.

Finalmente, la marcha organizada específicamente por los amigos de Lucas reunió más de mil personas y contó con la presencia de la legisladora Donda, el Chino Navarro, diputado provincial por el FpV; el defensor general de San Nicolás, Gabriel Ganón; el secretario general de Suteba, Roby Baradel; el dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, y el dirigente local del sabbatellismo, Chito Lacerna. Al frente, desconsolados, marcharon la familia de Lucas y sus amigos.

En: Página|12

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Noticias

11 Respuestas a “Una marcha para el cambio

  1. Rafael

    Horacio, este miércoles en La Opinión de San Pedro (www.laopinionsemanario.com,.ar) y lanoticia1.com publicaremos detalles sobre la causa y los testimonios. La comisaria Silva estaba en San Pedro, como segunda de la Distrital, que había encabezado de manera interina hasta diciembre. Ella es oriunda de Baradero.

  2. Julián

    Ambos policías declaran -aconsejados por sus abogados- que se equivocaron de cartuchos, algo a todas luces ridículo, sin embargo, pronto comprobaremos que el argumento no lo era tanto, cuando Horacio nos informe que los jueces dieron por válidas sendas versiones y dictaron condenas leves por homicidio culposo. Así funciona el sistema: la policía asesina a piacere a los jóvenes (pobres), en general los familiares de las víctimas tienen tan naturalizada la represión que ni siquiera ensayan una tibia protestan, claro que en ocasiones reclaman justicia, entonces, al no quedar otra, los funcionarios derraman lágrimas de cocodrilo mientras prometen “investigar hasta las últimas consecuencias”, los medios mandan algún movilero a cubrir el caso, que tarde o temprano caerá en el olvido desplazado por noticias más urgentes, en tanto, los jueces, cómplices, continúan dejando hacer.

  3. ¿Será una sensación mía? Cuando la Federal mata, todos pensamos en Cristina; cuando la Metropolitana mata, pensamos en Mauricio… pero cuando es la Bonaerense la que mata, no pensamos en “Daniel”, sino en el color de los cartuchos, en Casal y en el intendente que lo parió.
    Acaso es de amianto el Gobernador? Está bien, no me respondan.

  4. Julián

    Es cierto, Agustín, muchos se hacen los distraidos, sin embargo, fijate el notable crecimiento de Sabbatella en las encuestas, y donde más le pega a Scioli es precisamente en su política de seguidad.

  5. Sol

    Cechi, me sorprendió tu comentario dándole la razón a Agustín. Vivo despotricando sobre los extremos a los cuales se lleva todo (en mi blog, en la sección “Notas serias”, subí un artículo llamado “entre la espada y la pared” que publiqué a pcipios de enero en una revista de Bs As, donde trato, precisamente, ese tema). Por un lado, los que siguen al gobierno no le critican nada y avalan cualquier accionar. Y la oposición, al contrario, critica todo y no rescata nada. Esto se hace más notorio en los medios, obviamente. Por cuestiones ideológicas termino identificándome mucho más con medios como el Página, así como veo 678 o DDD, pero la realidad es que muchas veces termino enojada por la falta de objetividad -aunque tenga claro que la misma no exista-. Hay cosas que no se pueden pasar por alto, como la responsabilidad política de Scioli en este caso, el silencio de Cristina ante la represión que se llevó la vida de los dos Tobas, el encubrimiento político del caso Mariano, la poca bola que se le ha dado a la desaparición de Julio (salvo cuando aparecen “testigos” como el del otro día, que la noticia es un boom), entre otras tantas cosas, como las poco felices declaraciones de Timerman sobre Egipto.
    En fin, qué bueno que seas crítico. Eso es lo que les falta todavía a los medios que apoyan el oficialismo (y a los opositores, de más está decirlo, pero de ellos no puede esperarse nada, no creo en los milagros).
    Saludos.

    • No entiendo por qué te sorprende.

      • Sol

        Positivamente me sorprende. Por esto de que, normalmente, los periodistas que trabajan en medios que están a favor del oficialismo (o de la oposición) no se muestran con una postura crítica hacia la corriente que siguen. Este tipo de cosas demuestran que existe la posibilidad de que los extremos no sean exluyentes. Y, al mismo tiempo, permiten abrir la cabeza de quienes consumen medios con una posición tomada e inalterable.

      • De acuerdo, me parece que tendrías que saber sacar lo que te interesa de cada pensamiento y no necesariamente esperar concordar en forma completa.

  6. Sol

    Por supuesto, eso está clarísimo. Por eso siempre busco informarme mediante diversos medios. Es imposible concordar en forma completa, sin embargo es muy agradable leer-ver-escuchar a periodistas que siguen siendo críticos más allá de su postura política.

  7. Patricia

    Empecemos por saber que lo única relación que tiene Carossi con el Kirchnerismo es haber sido beneficiado con la posibilidad de ir en la boleta nada más. Carossi no sigue ninguna de las políticas de Cristina. Se parece más Macri que a Cristina. Recuerden Carossi estuvo a favor del Campo y en contra de la 125, Carossi es amigo del represor confeso César Abel Scollo, Carossi es partidario de la “mano dura”, Carossi no solo promociona la llegada La Expoagro a Baradero sino que además le otorga el beneficio de eximición de pago de impuestos a la megamuestra de Clarín y la Nación. Jamás se pronunció a favor de la Ley de Medios, es más, sostiene económicamente medios que se pronunciaron en contra de la Ley…sigo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s