Un caso judicial aislado


LA INVESTIGACION DE TORTURAS EN MENDOZA ES INEDITO EN LA JUSTICIA

Mientras que la discusión política por el caso de torturas en una cárcel de Mendoza pasa porque se trató de un hecho aislado, la fiscalía avanza con decisiones poco acostumbradas. Cinco guardias imputados. Se sumará a la querella la Secretaría de Derechos Humanos.

Por Horacio Cecchi

“Las imágenes de guardias golpeando prisioneros en una cárcel en Mendoza es otro recordatorio de los problemas sistemáticos que existen en el sistema penitenciario argentino”, dijo el viernes pasado Louise Finer, experta de Amnistía Internacional sobre la Argentina. La mención de la investigadora pasó desapercibida en los medios, especialmente la idea de que la tortura en las cárceles se trata de un problema sistemático y no aislado ni jurisdiccional, como se intenta mostrar. Entretanto siguió el tira y afloja sobre las responsabilidades políticas entre el gobierno de Mendoza (lo consideró un hecho aislado y ocurrido durante la “intervención” federal) y el Ministerio de Justicia nacional (que no negó lo aislado del hecho, pero sí que hubiera realizado una intervención a las cárceles mendocinas hasta diciembre pasado). La discusión, que en definitiva pretende pasar la propia caspa por polvo ambiente, de todos modos no ahonda en la situación carcelaria tal como lo señalaron la experta internacional, las recurrentes intervenciones de los máximos organismos americanos de derechos humanos y la notable ausencia de Mecanismos de Prevención de la Tortura (en el país, sólo las provincias de Chaco y Río Negro lo aprobaron como ley, aunque esto no implique que estén en pleno funcionamiento). Entretanto, como un hecho aislado judicial, el fiscal Santiago Garay imputó por torturas y vejámenes a los cinco guardias que aparecen vinculados con los videos.

El tira y afloja entre el gobernador Celso Jaque, su ministro de Gobierno, Mario Adaro, y el actual subsecretario de Gestión Carcelaria, Alejandro Marambio (ex director general del Servicio Penitenciario Federal), parece revelar, de algún modo, el nivel en que se juega la cuestión política carcelaria, al menos en lo que se refiere a la aparición de los videos que indican –esta vez sin demasiado enmascaramiento posible– que en las cárceles se tortura. La discusión de ambas partes se establece sobre a quién le compete la responsabilidad de un grupo de cinco o seis loquitos perversos. Ninguna de las partes intentó rozar si el video revela imágenes de un iceberg y qué tanta profundidad tiene.

Lejos, por ahora, de esa discusión, el fiscal Garay y los querellantes (hoy o a más tardar mañana se incorporará la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, tal como lo anticipó Página/12) avanzan sobre el verdadero hecho aislado de todo el asunto, que es la decisión judicial de avanzar sobre un caso de torturas en cárcel o comisaría. Si su actuación realmente es una isla, avanzarán sobre otra pata que enmascarara las torturas: la pata médica.

En: Página|12
Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Informes

4 Respuestas a “Un caso judicial aislado

  1. Alejandro Marambio

    ¿Tanto le molesta Sr. Cecchi que quiera aclarar que el Servicio Penitenciario Federal no controlaba las cárceles mendocinas? ¿Era muy difícil hacer las averiguaciones del caso en vez de dejarlo puesto en la nota como si lo único que me interesara es deslindar responsabilidades?
    ¿Por qué le compra toda la carne podrida que le manda Mugnolo?
    Digo, si esto de torturar en las cárceles es una práctica habitual como dice él y usted ratifica, por qué me apuntan a mí como el autor de este sistema? ¿No hay algo de contradicción en esto?
    Le aseguro que con el trabajo que venimos haciendo día a día desde agosto del 2005 se ha mejorado profundamente la situación del sistema penitenciario federal. Son muchas las cosas que faltan, pero no creo que sea justo que un señor como Mugnolo sea quien levante el dedo acusador cuando a él jamás le interesaron las personas privadas de libertad. Los cinco años trabajando con él me permitieron verlo.
    Y eso de ir a Mendoza para poder hacerse visible en la interna radical, ya que es parte de los equipos técnicos de Ricardo Alfonsin, y atender solo 15 minutos al joven de la justicia federal que fue víctima del accionar de los penitenciarios mendocinos dista mucho de ser una acción de protección de los privados de libertad.
    Es imperioso que se cree el Mecanismo Nacional de Prevención, pero con gente capacitada.
    Las puertas de las cárceles siguen abiertas para que usted las recorra y tome contacto directo con la realidad carcelaria.

    • Espero que su lectura como funcionario no cometa el mismo error de suponer que mis notas están dirigidas en contra de nadie en lo personal que no sea el perverso sistema carcelario, del que Ud. de ninguna manera es el autor, pero sí fue y es funcionario parte.
      ¿Acaso Ud. supone, señor Marambio, que las recomendaciones de la Comisión y las sanciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al Estado argentino en cuestiones carcelarias fueron hechas por mi sugerencia? ¿Acaso Ud. está en condiciones de señalar ante esos tribunales, ante organismos internacionales y locales de intachable tarea en las cárceles (sin incluir al procurador Mugnolo si tanto le molesta) que en las cárceles argentinas no se tortura? Tal vez pueda decir que se tortura menos. En fin, me parece absurdo y preocupante el planteo personalista que hace. Respecto a la creación del Mecanismo Nacional de Prevención, estamos de acuerdo en ese punto, me pregunto en quién estaría pensando para el cargo. Bah, es mera curiosidad periodística. De todos modos, es libre de pensar y opinar como le plazca, y está invitado a plantear y cuestionar y dar su opìnión en este blog que le sigue abriendo las puertas porque de eso se trata, con la notable diferencia de que mientras ocupe un cargo público sus opiniones llevan esa carga.

  2. beatriz silva

    Horacio, queria comentarte que en Rìo Negro, el 16 de noviembre de 2010 se aprobò la creaciòn del comitè contra la tortura y junto a Chaco son las únicas dos provincias en el paìs. Todavìa no se implementò esta ley y desde el Observatorio de DDHH estamos muy interesados en ponerla en vigencia porque lo que sucediò en Mendoza tambièn sucede en Rìo Negro especialmente las muertes en comisarìa o torturas en càrceles. – Saludos. bety silva.Observatorio de DdHH de Río Negro, General Roca

    • Sí, te agradezco Beatriz por la información. Tenía el dato de que se estaba por aprobar en Río Negro o que no se había implementado, lo que me hizo suponer que aún no estaba reglamentada. Por qué no está en funcionamiento? Por cuestiones de procedimiento legal? o porque aún no se materializa en fondos y designaciones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s