El Bloqueo


Esta es la breve pero paradójica historia del bloqueo a la salida de los camiones de Clarín y La Nación, denunciado por el Gran Diario Argentino al mundo como una agresión a la libertad de expresión.

El 15 de enero, a las 4.10 de la madrugada, en su página on line, Clarín tituló: “Militantes K bloquean otra vez las plantas de Clarín y La Nación“. La denuncia sostiene que “Alrededor de medio centenar de activistas kirchneristas y del gremio de camioneros que lidera Hugo Moyano, obstaculizaron la salida de los camiones que distribuyen los ejemplares durante casi 6 horas. Fue un nuevo ataque contra la prensa independiente ante la evidente inacción de la Policía. En diciembre, una protesta en una planta impresora del Grupo Clarín trabó la salida de la revista Viva en su formato original.

La nota dice que “Hacia medianoche el grupo acampó en el portón de acceso, con mesas, sillas y reposeras. Los miembros de la Juventud Sindical de Camioneros disimularon su presencia vistiendo remeras verdes con inscripciones. Lo mismo ocurrió con otro grupo de apoyo kirchnerista.

La imagen muestra de fondo la planta de Clarín, y un grupo de manifestantes del otro lado de la verja, en una toma distante, con una bandera en la que se puede leer “Grupo Clarín ataca la libertad sindical” y en otra bandera FGB, que son las siglas de la Federación Gráfica Bonaerense.

En la edición impresa de ese día, Clarín sólo modificó los tiempos verbales. “Militantes K bloquearon otra vez las plantas de Clarín y La Nación“. El resto repite la información.

Su socio en Papel Prensa, La Nación, llamativamente anunció el bloqueo, pero lo situó en el marco de un conflicto gremial. Basta comparar las fotos para descubrir que las versiones son diferentes. Aunque el tono de la denuncia es crítico, no falta a la verdad, sólo la interpreta a su modo (lo que no es cuestionable): “Nicolás Rivero, que la agencia oficial de noticias identificó como uno de los delegados despedidos de Clarín dijo: ‘Nos vamos a quedar acá hasta que tengamos una respuesta de la empresa. Aquí no hay sindicatos, no hay organizaciones, lo que hay son delegados injustamente despedidos con sus familias realizando una protesta legítima’ .” La llamativa diferencia se acentúa con la foto de un chico portando un volante de la protesta:

La nota de su socio en Papel Prensa obligó a Clarín a aclarar. En su emisión del día 15 de enero, en un Comunicado de Prensa, Clarín fijó su posición como empresa respecto a lo que supone que es la libertad de expresión. Bajo el título “Ante un nuevo e ilegal bloqueo a la circulación de los diarios” en el comunicado afirma que “Cabe destacar que el diario Clarín no mantiene conflicto gremial alguno con su personal (…)”

La aclaración de Clarín es falsa: quienes bloquearon la puerta de salida de los camiones son trabajadores despedidos por el multimedio, que reclaman amparados por la Federación de Gráficos Bonaerenses.

Clarín tiene una larga historia de despidos. Sin ir más lejos, entre 2000 y 2002 se desató un conflicto iniciado cuando los paladines de la libertad de expresión pretendían que sus periodistas firmaran un acuerdo por el que aceptaban trabajar las 6 horas del estatuto laboral, más otras 2,5 a 3, que no trabajaban pero que estarían disponibles. Firmar ese acuerdo significaba aceptar cualquier trato. Finalmente se disparó un conflicto en el que el sindicato no respondió como debía, en protección de sus afiliados, y Clarín, con la mano suelta, despidió a la comisión interna y a más de un centenar de empleados. El tema no prosperó como noticia. Adivinen por qué.

Clarín está obligado a mentir porque desdecirse significa disolverse en su propia historia.

Quienes creen que la SIP o ADEPA, (habituales lobbistas a los que acuden Clarín y La Nación cuando requieren de voces supuestamente objetivas) representan a la libertad de expresión y los derechos de los lectores a la información, caen en un error semejante al de suponer que la Cámara de Supermercados o de Inmobiliarias representan los derechos de los clientes o de los inquilinos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Informes, Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s