Dos chicos presos por una botella de vino


QUISIERON LLEVAR UN ENVASE DE TINTO, LOS DETUVO LA BONAERENSE, FUERON PRESOS Y PUEDEN IR A JUICIO ORAL

Por Horacio Cecchi

La detención de trapitos es la aplicación de hecho del Codigo Contravencional no aprobado.

Una jueza y una fiscal del Fuero de Responsabilidad Juvenil platense descargaron sobre la inseguridad bonaerense todo el peso de la ley. Dos chicos de 16 años fueron detenidos el martes 23 por intentar comprar bajo amenaza una botella de vino en un supermercado de barrio de la capital provincial. No es un error de tipeo, es correcto, comprar bajo amenaza. No lo lograron porque los dos matones del local mostraron sus armas. Los dos adolescentes arrojaron entonces su plata al piso y corrieron con la botella en la mano. Apenas diez metros. La veloz y decidida acción de una Patrulla Juvenil de Casal logró prevenir la fuga, detener a los dos malhechores y trasladarlos a la comisaría. Se puso en funcionamiento el aceitado engranaje judicial: tres días después, la fiscal Silvina Pérez los imputaba de robo calificado por el uso de arma y pedía su prisión preventiva. La jueza del mismo fuero, María José Lescano, consciente de la peligrosidad del hecho, aprobó el pedido. El defensor oficial, Julián Axat, apelará la detención por absurda, pero pedirá la elevación a juicio oral si ésta fuera rechazada, para evitar la prolongación de la preventiva. En tal caso, el juicio oral correrá por cuenta del Estado, que deberá invertir bastante más que el valor de la botella. La balanza de la Justicia quedó algo deteriorada, pero en fin, todo sea por lo más importante, el vino (7 pesos en góndola con tarjeta o efectivo) felizmente recuperado intacto para su legítimo dueño.

“Va a ser un juicio tipo Capusotto”, intentó describir anticipadamente una fuente judicial cercana a la defensoría sin perder la compostura. Los dos chicos enjuiciados hasta las últimas consecuencias son dos típicos trapitos de 16 años que el ministro penitenciario Ricardo Casal y las propuestas de Código Contravencional de Scioli intentan borrar de la escena. “Siempre vivieron en la calle, muy dejados por su familia. Tienen como treinta entradas en la comisaría, todas por estar en la calle, ninguna por un delito”, señaló la misma fuente judicial. Los dos adolescentes cuidan coches desde muy chicos. “Cuidamos para no robar”, declaró uno de ellos. Son habitués del supermercado Aníbal, ubicado en la calle 5 entre 49 y 50, muy cercano al centro platense.

Que sean habitués no significa que se alimentaran, sino que el dueño solía venderles bebidas alcohólicas. Por algún motivo, entre los chicos y el dueño comenzó a complicarse la relación, que derivó en la negativa a venderles alcohol por tratarse de menores de 18 años. El martes 23 de noviembre pasado, los dos adolescentes entraron al supermercado y tomaron una botella de vino de la góndola. “Estaban los dos chabones que nos empezaron a bardear”, declararon en relación a los dos matones contratados por el local. Los custodios estaban armados, “una 22”, según los adolescentes, que decidieron defenderse con un pico roto de una botella. Estaban montadas las bases para la acusación por robo agravado por el uso de arma.

Casal presenta la Patrulla Juvenil

El gordo con pechera naranja se supone que es un Bonaerense especializado en adolescentes

Los dos adolescentes tomaron la botella de vino, de siete (7) pesos, arrojaron las monedas y corrieron por la 5. El asalto derivó en intento a los diez metros, cuando pasaba un auto de la Patrulla Juvenil, la misma que el ministro de Seguridad y Justicia, Ricardo Casal, había presentado públicamente como una solución para evitar la judicialización de adolescentes. Los Bonaerenses con pechera juvenil redujeron a golpes a los dos chicos y lograron evitar que el preciado botín se estrolara contra las baldosas (lo que hubiera agravado notoriamente la calificación del delito). Pese a los enunciados, los dos adolescentes pasaron de comprar a la fuerza una botella a supuestamente robarla, armados (con un vidrio), lo que excusó el traslado a la comisaría como dos peligrosos asaltantes con un frondoso prontuario (treinta entradas en la seccional, no causas judiciales, aunque se trata de un detalle secundario).

La fiscal Silvina Pérez los acusó a ambos de robo calificado por el uso de arma. Y pidió la preventiva. El defensor oficial, Julián Axat, sostuvo que “la botella de vino (supuestamente desapoderada) ha sido recuperada también de inmediato, es decir no ha existido perjuicio económico alguno para la víctima; no ha existido violencia efectiva sobre la víctima, sólo una violencia moral que la víctima ni los testigos se han presentado a ratificar”, y consideró que el “principio de insignificancia” del delito de un producto recuperado es aplicable. “La detención en casos de adultos ya sería un absurdo –sostuvo Axat–, mucho más en el caso de menores, cuando la Convención de los Derechos del Niño impide llegar a una situación semejante.” Axat trabajaba en la presentación de la apelación. En caso de ser rechazada, solicitará el juicio oral.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-157856-2010-12-01.html

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo Informes, Noticias

18 Respuestas a “Dos chicos presos por una botella de vino

  1. juliana

    Muy buena la nota!

  2. juliana

    Es indignante! Por qué no se preocupan por cuestiones más serias, por la situación de esos y otros tantos chicos a los que se les vulneran sus derechos todos los dìas! buenisima la nota!

  3. Andrea Almada

    GRACIAS POR LA NOTA!!
    “AXAT” PARECE NOMBRE DE SUPERHEROE… ¿PODRÁ AXAT IMPEDIR QUE…?
    POBRES PIBES!!

  4. Luciana

    Me acaba de salir una úlcera, ganas de mudarme de La Plata e impotencia porque soy sociologa y no abogada. Como canalizar todo esto en algo constructivo? no sé, pero mejor no cruzarme hoy con la patrulla juvenil porque me va a salir Violencia Rivas. Ah, igual gracias por la nota, en el pasquín local no salen estas cosas, o no con esta versión…

  5. Juan

    Me parece que la justicia actuo bien, en cualquier pais del mundo se hubiera hecho lo mismo, la tolerancia cero es lo unico que puede impedir que cada uno haga lo que le plazca, que importa si lo que se roba sale 7 pesos, la actitud de violar la ley es lo que se esta penando. Si son menores no pueden comprar alcohol, mucho menos robarlo. No importa si son pobres o ricos, es la ley. Solo en este pais se cuestiona el cumplimiento de la ley o deliberadamente se victimiza a quienes la violan.

  6. Excelente nota Horacio, devela claramente un instrumento más del Estado como represor puntual de un cierto sector.

  7. ARMANDO ROCHA

    el hecho es tipico. el fiscal y el juez denen alicar la ley. no parece que tengan que ddiscrecionalmente puedan hacer otra cosa. el principio de insignificancia no es derecho positivo, no esta vigente, sola hay o no hay delito. el legislador es el que debe desincriminar. basta de sociología chatarra.

  8. Nika Lacrô

    Qué- buena -nota.
    algunos comentarios, me parece, dejan de “leer” la cuestión de fondo”. pero bueno, es un proceso mental que algunos no pueden “activar” satisfactoriamente.

    Saludos!

  9. Joaquin

    No veo como esto puede develar al estado como “represor” de cierto sector, me parece una tipica respuesta cargada de ideologia romantica barata. El hecho puntual es lo que hicieron y es contra la ley, sencillamente se la aplica y listo. Cambia en algo si son pobres o ricos? si se robaron 7 pesos o 1000? y sino que hagan una ley donde diga que los “trapitos” pueden robar hasta XX pesos y comprar alcohol siendo menores, dado a que hay que favorecerlos por su “trabajo”. Lo cual es de locos, pero como estamos hoy en dia, es lo unico que falta. Cuando el resto de la sociedad vemos a diario como se defienden a los delincuentes y llaman trabajo a una extorsion realizada por gente que se cree inimputable.

    • Nika Lacrô

      Joaquín,con todo respeto, quisiera responderte:
      yo creo que si vamos a ver solo lo que se vé, estamos”fritos”.
      Vos ves a dos pibes con un vino de $ 7 y nada más?
      Yo creo que depende de tu respuesta (y de tu visión) la postura que tenñes ante un tema como este.No son solo dos pibes que se afanan un vino de $ 7 (o los trapitos con $20 ajenos), hay otras cuestiones de fondo ¿es posible alanzar a verlas?

      Saludos.

      Nika

  10. Susana

    La verdad que estamos cansados que se justifiquen a los violentos, los chorros y los que viven de lo ajeno o de estos seudos trabajos que en realidad no lo son, mas bien perjudican a la sociedad que trabaja honestamente y con esfuerzo, porque son delincuentes encubiertos. Si no les das monedas, te rompen el auto, te golpean y encima, si alguien quiere actuar, los apoyan a ellos?? Es el mundo del reves, defienden a los choros, delincuentes y asesinos porque son “pobrecitos” segun su filosofia tan alejada de la realidad que vivimos en la calle

  11. Nelly Edith Baldano

    Particularmente no desapruebo que actúe la justicia en todos los casos. Me fastidia que actúe según la clase. La polémica se produce porque estamos viendo desde distintos ángulos.Las personas que aprueban esta detención y critican a quienes la desaprobamos creo que pierden de vista lo realmente importante, y es el funcionamiento desigual de la justicia. Me cuesta creer que esas personas puedan estar a favor de la excarcelación de un asesino y la detención de dos trapitos. La justicia debe ser coherente y funcionar con la misma rigurosidad para todos.

  12. Susana

    Nelly, nadie esta a favor de la excarcelacion de los asesinos, justamente todo lo contrario, que caiga el peso de la ley para todos, para ellos y para los trapitos tambien. No entiendo tu comentario, porque en ningun lugar se habla de dejar libre a un asesino. Estamos opinando sobre el accionar contra estos 2 trapitos que infringieron la ley y tienen 30 entradas en la comisaria, deben pagar como cualquier hijo de vecino que tenga el mismo accionar y antecedentes. Sino caemos en eso de que, dejalos que roben total hay otros que hacen cosas mas graves y salen, lo que es una aberracion. En todo caso si lo que te preocupa es que haya excarcelaciones de asesinos, concuerdo y te apoyo. Pero no por eso hay que liberar de culpa a estos otros, que se hagan responsables todos de sus actos.

    • Susana, es cierto que la ley debe actuar igual para todos. Quizás se deba a una mala escritura en la nota. Donde dice 30 entradas en la comisaría no quiere decir 30 delitos. Treinta entradas, porque no tienen donde vivir (ellos no tienen la culpa, quizás los padres, quizás el Estado) la policía los levanta de la calle, los lleva a la comisaría (no informa al juez porque no hubo delito) y les anota una entrada. Treinta veces esa acción. Pero cómo se transforma esa entrada en la idea de delito, sin serlo. Porque la policía le dice al periodista que el chico tiene treinta entradas (que es cierto) y sugiere que el hecho de entrar a la comisaría es porque cometió un delito. Así lo suele trasladar el periodismo a la sociedad. Creeme que es así porque en la duda, siempre le pregunto a la policia y siempre, siempre, responden lo mismo: no, señor, no dije un delito, dije una entrada. Lo que ocurre es que los periodistas, por lo general, no preguntan y dan por hecho lo que no es. Después el lector, que cree que sí preguntó, lo toma como cierto. Ese es el mecanismo. Imaginate que si todos los que van a hacer una denuncia a la comisaría por pérdida de documento figuraran con una entrada hoy la calle estaría poblada de delincuentes prófugos. Y si acordamos esto, entonces, por qué a dos chicos, que se “robaron” una botella “pagándola” y que se recuperó. Entonces, sí se debe castigar pero en forma proporcional. Eso es equilibrar la balanza.

  13. Sonia Acuña

    Criminalizar a la víctima y su entorno no resuelve nada. Hay que ver el fondo que lleva a estas situaciones y actuar. Las medidas desmesuradas y contrarias a la ley(el Código Penal Procesal, la constitución y los Tratados Internacionales sobre Defensa de los Derechos Humanos del niño) no hacen sino alimentar la violencia , la inseguridad y la desconfianza de la sociedad en las denominadas fuerzas del orden. No hay que generalizar. Pero nunca claudicar con la Memoria, Verdad y Justicia también en el Presente. Eso deseamos para mi hijo, Giuliano Gallo, asesinado en Febrero del 2008 en un caso de gatillo fácil que de momento está impune. Bariloche, Viedma, Corrientes, y la lista continúa. No se demostró motivo alguno para un accionar criminal que mata niños. No podemos seguir siendo cómplices temerosos de algo que está mal y nos destruye como sociedad.

  14. Silvia

    Yo me pregunto luego de leer los comentarios, la jueza y el fiscal que tan prontamente aplican la ley, tambien lo hacen en los casos en que estan involucrados personas con poder real y politico? investigan con igual premura los casos de corrupcion ? investigan con igual premura a la policia del gatillo facil ? a las “empresas de seguridad” ? Quienes estan dispuestos a denunciar a dos trapitos porque violentan la ley y no dejan que los que trabajamos honestamente vivamos tranquilos…tambien denunciarian con premura al politico corrupto ? a la policia violenta ? al dealer del barrio ?? Me parece que no actuamos ni medimos igual a distintas situaciones, la ley hay que aplicarla a todos, si, pero no se hace, se aplica mas facil y rápido sobre dos trapitos por una botella de vino que sobre el politico corrupto, el dealer o el policia que “cobra” por seguridad. Ademas, decimos que se aplique la ley sobre estos dos trapitos por la botella de vino, pero porque no pedimos que se aplique sobre ellos la ley de educacion, por sus edades deberian estar llendo a la escuela, o todas las leyes de proteccion social por las cuales no deberias estar limpiando autos en la calle. Las leyes no son solo las penales, tambien estan las leyes que el Estado debe cumplir para la proteccion social de estos jovenes, sin embargo no escuchamos mucho que los jueces exijan que se apliquen. La cuestion es mas compleja que simplemente exigir que se aplique la ley, y la justicia es demasiado importante para dejarla en manos de los abogados.

  15. Nika Lacrô

    Hace poco conversé este tema y entendí que gatillo fácil, es un asesinato, y que los pibes (que por lo general no son de sectores “altos de la sociedad” cargan su propia muerte, nadie aparece como culpable -en muy pocos casos ocurre eso-). Entonces, gatiillo fácil, es asesinato, y quien disparó, es asesino. Y los chicos, son el blanco de esta sociedad y sus medios de comunicacion (los grandes medios y sus grandes relatos) que responden a una lógica capitalista, de acumulación de capital. Y donde lo más importante es salvaguardar la propiedad privada, entonces el delito más renombrado (uno de los más) será el robo… Y todos “adentro”, para salvaguardar la propiedad privada. No importa que sean pibes, no importa que esta sociedad les niegue posibilidades de insertarsecomo estudiantes,trabajadores, con proyectos y posibilidades de concresión. Lo importante es que “paguen” por lo que hiceron, todo el peso de la ley sobre ellos, todos los necios aplaudiendo las leyes que cada vez requieren más rigidez.
    Y una vez que los chicos salen a reencontrarse con la sociedad, ¿qué oportunidad tienen?….

    Lo más cómodo es pedir leyes mas duras.
    (mientras a un pibe lo asesinan y el hecho queda descrito bajo el título de “GATILLO FACIL” …. ¿qué es eso? .

    La nota de Horacio dice claramente lo que ocurrió,lo que pasa, es que ya está como naturalizada esa lectura acusatoria…. y el lector mismo va completanto los hechos, y aunque en la nota aparece claramente relatado lo ocurrido,el lector (o algunos lectores -según leo comentarios-) se empecina en ir completando los hechos.
    No vaya a ser cosa que si se preguntan algun “por qué”…se sientan un poco incómodos.

    Saludos.

  16. irenella

    Me pregunto respecto a que un chico de 16 años en lugar de estar en la escuela o con algún familiar en vez de estar en la calle es problema del chico o de NOSOTROS Los adultos- La sociedad- El estado? No es violencia mirar para otro lado eso? Esos chicos son violentados por la sociedad permanentemente. La sociedad prefiere mirar para otro lado y ver en el agujero ajeno lo malo y lo diferente. Rechazamos y no dejamos lugar para hacernos preguntas. A los 16 años pagar y salir corriendo es un delito? “Que tire la primera piedra quien esté libre de pecado”
    Gracias Horacio por tu nota.
    Irene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s