“La gente más que informarse quiere entender”


Interesantísimo reclamo del empresario periodístico uruguayo, Federico Fassano, dueño de un multimedia oriental durante el III Congreso Mundial de Agencias de Noticias que se realiza en Bariloche donde se reunieron las agencias de noticias de todo el mundo. La tomé de Saber Leyes no es Saber Derecho, que repite de pobresideas.blogspot.com

Lo que me resultó interesante es el reclamo a las grandes agencias mundiales concentradoras de información sobre la ausencia total de notas con lectura en profundidad. Cuestionó a estas agencias de difusoras de hechos sin análisis ni información de cómo se producen, y de banalización de la información. Habló de la desigual distribución de la información y de la deformación que produce la concentración.

Distribuyo el mensaje que ya está circulando en la red porque supongo que no va a ser difundido por los grandes diarios (al menos esta parte del Congreso); si me equivoco, mucho mejor. Al final agrego el link del congreso, donde también hay un muy interesante artículo sobre el rol de los medios públicos y otro sobre la actuación que les cupo en el intento de golpe en Ecuador. Lo que Fassano reclama a las grandes agencias, lo hago extensivo a los dos dueños principales de Papel Prensa, en especial a Clarín, un fenomenal difusor de noticias de hechos sin análisis, con análisis livianos si no distorsionados en su propia conveniencia, la tinellización de la información y la intención de estupidizar al lector. Fassano dijo así:

Qué reclamamos de las tres grandes agencias transnacionales (AP, AFP, Reuter) y de las tres agencias europeas que le siguen en importancia (Efe, Ansa, Dpa).

1) Queremos un servicio que vaya directamente a los procesos y no se quede sólo en los sucesos. Que coloque cada noticia en su contexto. Cuando el sistema de información de las agencias está dirigido a los acontecimientos y no a los procesos, sin tomar en cuenta el contexto, es imposible realizar una lectura normal de lo que está pasando en el mundo. La descontextualización de la noticia, desvinculando un hecho del contorno político, histórico y social en que se origina, ha sido una práctica habitual de las grandes agencias transnacionales.

2) Queremos más features de análisis y explicaciones y menos show y hard news. No estamos diciendo que se elimine la faceta que hoy predomina en forma absoluta, pero sí que se complemente. La gente más que informarse quiere entender. La información no es poderosa, el conocimiento es poderoso. No queremos que nos den un océano de información con sólo 15 centímetros de profundidad. No queremos recibir un periodismo chatarra de fácil consumo. Queremos recibir una información inteligente, de mirada profunda, de explicaciones. Queremos que nos ayuden a convertir la información en significación.

3) Y nos es muy difícil sino cambian su concepto de noticia. Porque noticia, para nosotros, no es sólo el ahora sin historia sino lo que viene de atrás, lo que explica y hace entender, no sólo el ahora sino el antes y el después. Para las agencias de información lo anormal es lo que constituye noticia. El sistema de valores que prevalece es destacar aquellas habilidades que diferencian por sobre las que unen. Dentro de una Nación y entre Naciones, para las grandes agencias, es noticia no lo que las une sino lo que las desune, lo que constituya una desviación, una rareza, aquello que escasea. El hombre que muerde al perro. Y el argumento que dan es que el mercado manda y es lo que pide. Pero el mercado también pide y quiere entender los procesos en los cuales viven sus ciudadanos y consumidores. Las nuevas fuentes informativas y el progreso tecnológico está sembrando el camino para que la noticia deje de ser una mera mercancía y pase a ser un bien social, que es lo que efectivamente está en sus genes. Hoy es un solo un bien de cambio para vender o para manipular conciencias o ambas cosas a la vez.

4) Queremos un servicio que de también voz a los protagonistas no tradicionales, a lo que hoy se llama, sociedad civil, a los actores ignorados en el sistema de valores tradicionales.

5) Queremos que los temas de la esencialidad y el desarrollo humano sean prioritarios en cantidad y calidad, en los despachos que nos envían las agencias. Queremos que se privilegie lo sustantivo sobre lo adjetivo, la entraña sobre la epidermis. Esos temas, hoy, como veremos en el reciente estudio sobre Europa, pasan casi desapercibidos en el volumen noticioso de las agencias. Son ellos, la gobernabilidad, democracia, protección del medio ambiente, cambio climático, derechos humanos, libertad de expresión, alivio de la deuda externa, migraciones, igualdad de género, brecha social, pobreza, acceso a la educación, a la vivienda, al agua, al saneamiento, seguridad alimentaria, trabajo infantil, asistencia humanitaria, entre muchos otros que están en los últimos lugares de la agenda de las 6 grandes agencias.
Un reciente estudio en torno a las noticias internacionales sobre estos temas, publicadas en los diarios más importantes de Europa, en base a despachos de las agencias de información reveló que esos temas sólo ocuparon el 3.5%, del total de las noticias recibidas. El estudio se llevó a cabo por la Universidad Autónoma de Barcelona, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la agencia de noticias IPS y abarcó el análisis de 9 diarios europeos desde el 14 de setiembre al 6 de diciembre de 2009. Los diarios de orientación progresista analizados fueron El País de España, Le Monde y Liberación de Francia y The Guardian de Inglaterra. Y los diarios de orientación conservadora fueron The Times y The Daily Telegraph de Inglaterra, ABC y La Vanguardia de España y Le Figaro de Francia. Los diarios progresistas publicaron un 50% más de esos temas que los diarios conservadores. El promedio de los primeros fue 5.2% y el promedio de los otros fue de 2.6%. En ambos casos, los temas del desarrollo y la cooperación internacional fueron cuantitativamente irrelevantes. No dice el estudio si las agencias enviaron mucho más material para que ese porcentaje no fuera tan grotesco, pero los investigadores que consulté me aclararon que “esta presencia casi marginal en los principales diarios del mundo se debió en parte a que la agenda internacional sobre estos temas la fijan las agencias que son las principales proveedoras de esos insumos”.

6) Queremos que las grandes agencias intenten modificar sustancialmente el desequilibrado y asimétrico flujo informativo que llega del Norte hacia América Latina y que sale de nuestras tierras hacia EE.UU. y Europa producido por esas grandes redes mundiales de información internacional. Aunque no confundimos opulencia cuantitativa con miseria cualitativa. No es un tema solo de más información sino de mejor información.
No hay recientes estudios en torno a cantidad de noticias publicadas en EE.UU. sobre América Latina, transmitidas por las agencias internacionales, pero hace años un análisis de 36 noticieros de televisión de EE.UU. revelaron que sólo el 2.1% de las informaciones difundidas correspondían a Latinoamérica y otro estudio de tres años de duración probó que no se había utilizado ni una sola nota latinoamericana sobre asuntos laborales, agricultura, pesca, salud, educación, arte, cultura en esos noticieros.
En cuanto a Europa, un reciente seminario de Directores y Editores de medios de Europa y América Latina organizado por el gobierno español reveló que las informaciones sobre Latinoamérica difundidas por las grandes agencias al viejo continente ocupan el último lugar de publicación. El primer lugar lo ocupan las noticias sobre la propia Europa, lo que es normal, el segundo lugar lo ocupa EE.UU., el tercero Asia, el cuarto Africa y el último América Latina.
Al acabarse los golpes de estado parecen haberse acabado en Europa las noticias de nuestra América. Sin embargo nos envían múltiples noticias europeas que América Latina publica, ocupando los principales lugares informativos.
No toman en cuenta las agencias europeas que la Unión Europea es el principal socio comercial del Mercosur, exportando más a América Latina que a la propia China. En los últimos años las exportaciones latinoamericanas hacia Europa pasaron de 42.200 millones a 102.400 millones de euros, y las importaciones ascendieron de los 52.200 millones a los 86.400 millones de euros. Debe tener en cuenta Europa, que en el 2020 dejará de ser el principal socio económico de América Latina, siendo reemplazado, según todos los pronósticos, por la potencia china.
Tampoco publican los medios europeos, alegando falta de insumos provenientes de las agencias, los problemas que dividen a América Latina de Europa, sobre todo el proteccionismo agrícola, las migraciones y los resabios del colonialismo como es esa afrenta clavada en el corazón de nuestra América, que es la ocupación por la fuerza de los territorios de las Islas Malvinas.

7) Queremos que las agencias terminen de ignorar en sus despachos el papel actual de copilotos en la conducción de los asuntos mundiales, de los nuevos países emergentes del sur y del este. Ya el G7 no domina al mundo. El propio Bush en 2008 tuvo que convocar al G20 incluyendo algunos países del Sur. El BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se proyectan con una fuerza inesperada. Y el IBSA (India, Brasil y Sudáfrica) comienza a caminar con fuerza. El Norte ya no tiene el monopolio de la economía. Un nuevo órden económico despunta en el horizonte. Sin embargo las agencias, cuantitativa y cualitativamente ignoran esta nueva realidad. ¿Cuántas palabras e imágenes salen de las agencias transnacionales con estos temas? Muy pocas. Como también es deficiente, escasa y fragmentaria la información que en cada uno de estos países emergentes se tiene de los otros, pese a su peso y a los fuertes lazos entre ellos.
Las grandes agencias y sus redes mundiales se están quedando atrás y no reflejan las grandes transformaciones contemporáneas que en el último quinquenio vienen del sur del planeta. Mal le pese al Norte.

8) También deseamos que las grandes agencias, que desde décadas han jugado un rol decisivo consolidando en sus despachos la creencia de que la dependencia del sur es necesaria e inevitable, abandone esa posición y respete los avances de los pueblos y las economías de los países en desarrollo. Como también que deje de difundir una y mil veces la tesis de la ingobernabilidad de los africanos, cuya identidad cultural quieren asemejarla a la imagen de Tarzán, rey de los monos. Uno de los temas claves donde las agencias ejercen su influencia es su rol legitimador de las patentes internacionales, cualquiera fuere su origen. Queremos una mayor neutralidad informativa en el tema. Hoy la lucha por la propiedad no se da tanto sobre la propiedad material sino sobre la propiedad inmaterial. El sistema económico hegemónico apoyado por el sistema informativo transnacional, quiere someter y transformar en propiedad privada, la propiedad inmaterial que por definición es propiedad común y compartida. Quieren mediante patentes, derechos de autor, la apropiación de la información genética, el robo liso y llano del conocimiento originario de seres humanos, animales y plantas, como el conocimiento tradicional de la siembra, los pesticidas naturales, cualidades curativas de las plantas, que estos bienes sean expulsados del territorio de la propiedad común y compartida y se rijan por las normas de la propiedad privada. Por lo menos queremos que las agencias informen con neutralidad y hondura sobre este tema que divide a muchos países.

9) Pretendemos que las grandes agencias en sus despachos, en sus noticias y en sus análisis y comentarios amplíen su visión sobre los derechos humanos, y no se limiten a considerarlos solamente derechos políticos o derechos individuales. Es notoria la ausencia en estas informaciones de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos y los individuos como parte sustancial de los derechos humanos. Libertad sí, e innegociable, pero sin hambre y con identidad cultural.
Recordemos la declaración de la insospechada Amnesty Internacional sobre los derechos humanos: “los gobiernos occidentales se congratulan de hacer recaer la responsabilidad en las libertades políticas y civiles en los países en vías de desarrollo, pero no se apresuran tanto en asegurar que los derechos humanos básicos, como la comida y el agua estén garantizados”.

10) Finalmente anhelamos, con pocas esperanzas, que las grandes agencias se despeguen un poco de los gobiernos que las financian mediante el mecanismo de suscripciones que representan más del 50% de sus ingresos, y apelen a insospechadas fuentes alternativas que les harán recuperar la credibilidad perdida, por como trataron la pre guerra y finalmente la guerra en la milenaria Irak, cuna mesopotámica de la humanidad.

http://www.nawc.com.ar/es

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a ““La gente más que informarse quiere entender”

  1. Pingback: Tweets that mention “La gente más que informarse quiere entender” | Lo que Quedó en el tintero -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s