Un asesinato a sangre fría a manos del Estado


Amnistía Internacional hizo en Madrid una mención sobre la pena de muerte. La organización internacional recordó que aún existen 17.000 personas aguardando ser trasladadas al patíbulo en todo el mundo. La definición de Amnistía es efectiva: dice que la pena de muerte es “un asesinato premeditado y a sangre fría, a manos del Estado y en nombre de la justicia”.

Lo dijo este domingo cuando se conmemora el Día Mundial contra la Pena de Muerte. Y la calificó: discriminatoria, arbitraria y, digo especialmente, irreversible.

“La pena de muerte es la negación más extrema de los derechos humanos”, dijo en un comunicado leído en un acto público en el Parque del Retiro, en Madrid.

La escenificación que montó AI fue interesante. Activistas de la organización se mezclaron con la gente y de pronto se desplomaban y otros militantes, haciendo las veces de funcionarios, recogían y amontonaban los cuerpos en un depósito.

En mi opinión, habría que destacar que al entremezclarse con el público podría caber la idea de que la pena de muerte es una cuestión azarosa, y no lo es: los condenados en una proporción arrasadora integran las clases perseguidas, las poblaciones discriminadas, los sectores desposeídos.

Pienso que si en Argentina se siguieran las consignas de Susana Giménez, esto es aplicar la pena de muerte, es probable que el morochito de Carlos Monzón no hubiera llegado a los 16 años.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s