Crónica de un día capicúa


UNA FECHA ESPECIAL PARA JUGADORES Y MATEMATICOS

Por Horacio Cecchi

“A ver si de una vez por todas lo volteamos”, dijo la mujer. No se refería a

El grupo Snark festeja el día capicúa.

Eduardo Duhalde, aunque bien podría haber sido. Tampoco al corralito. Ni a la Corte Suprema. Ni a la relación peso-dólar. Ni a ninguno de los temas que frecuentan los comentarios de la gente por estos días. La mujer, con sus dos pesos, apostaba en la quiniela, a la cabeza, el día. Sí, leyó bien: el día, por esa extraña relación que tienen los números con cábala e imaginería. Ayer, no fue un día más: fue el 20 del 02 del

2002. Palíndromo numérico cotizado por numerólogos, cabalistas, y jugadores. Las casas de quiniela no desbordaron, porque eso ya no ocurre desde hace al menos dos décadas, pero el número de apuestas aumentó en una cifra estimada en un 20 por ciento, mayoritariamente volcadas al 02, y al 20, por si acaso, porque, todos saben, no es que la suerte en Argentina sea esquiva sino que suele ser bizarra. De todos modos, ninguno de esos números salió. Para completar el día, a las 20.02, un grupo de fanáticos se reunió en un bar de Almagro, lejos del cacerolazo, para resolver problemas de ingenio, en el segundo de los tres palíndromos que el almanaque ofrecerá en la historia de la humanidad.
“Es un punto focal. La fecha se convierte en un instrumento para tu mente”, dijo, sin ruborizarse, el psíquico israelí Uri Geller, el mismo que torcía el mango de las cucharas con sólo concentrarse y mirarlas. Geller está convencido de que la curiosa alineación numérica de la fecha es el anuncio de que una era de paz avanza sobre el mundo. El psíquico estimó que unas 10 millones de personas, en todo el mundo, meditarán con él, mañana, a las 11 y 11; a las 13 y 11, que en realidad es la 1 y 11 del mediodía; a las 20.02 y a las 23 y 11, o sea, 11 y 11 de la noche.
“Rezaré y meditaré probablemente 11 minutos cada vez. Estaré en el medio de mi césped, miraré al cielo y me sentiré conectado con millones de personas que hacen el experimento conmigo”, dijo. Para ello, quienes participen, deberán obtener una foto del psíquico, y durante los 11 minutos de meditación deberán mirarlo a los ojos. Sin cucharas cerca. No quedó claro por qué eligió el viernes, quizá por aquello de que es el 22 del 2. Ayer, la curiosidad de la fecha atrajo la atención pero en otro sentido: que se cumpla la cábala. “Muy jugado el 20 y el 02”, dijo Cristina, de la agencia de quiniela Ruda, sobre Sarmiento y Callao. También reconoció que ser “muy jugado” no significa, en estos días, más de un 20 por ciento de lo habitual, que ya es decir poco. “Es terrible. Antes jugaban, ganaban y volvían a apostar. Ahora los ves, que apuestan 50 centavos, un peso, y si aciertan cobran 35 o 70 pesos, los guardan en el bolsillo y se van. La gente va a lo seguro”. “Yo, si sale el 02 ahora mismo me infarto”, dice una empleada, mientras sigue los resultados de la vespertina. Finalmente, salió el 45, y la empleada siguió sin necesidad de internación.
En la Agencia Pepe, de Callao y Corrientes, su encargada, Adriana coincidió: “El 02 fue el más jugado. Viene muy atrasado en la provincia, 454 sorteos que no sale”. En ese momento es que llega la clienta con sus dos pesos, dispuesta a voltearlo de una vez por todas. En la Casa Zabala, de Roca y Chacabuco, Daniel Zabala aclara que “salió la cábala”. “¿Cómo que salió”. “Sí, el 08, a la mañana. Si suma los cuatro 2 que hay en el 20 del 02 del 2002, da 8”.
Lejos de intentar suertes, a las 20.02, el grupo Snark se reunió para festejar el día, en el café Pitágoras, de Medrano al 800. Eran unos 20. Noson numerólogos, no les interesa la mística, ni las cábalas. Son matemáticos, analistas de sistema, programadores, y demás. Se reúnen diariamente vía Internet para plantear y resolver problemas de ingenio. Los atrapan las simetrías. Alguno de ellos propuso no perder la oportunidad: “Es un día simétrico”, y allí se reunieron. Discutieron un poco sobre la inigualable oportunidad que se les presentaba ya que, el palíndromo numérico anterior tuvo lugar a las 11.11 del 11 del 11 de 1111, y el próximo y último en la historia de la humanidad será el 21 del 12 del 2112, a las 21.12. Después se dedicaron a lo suyo.
–Me presento, yo soy el único panvocálico del grupo –dijo Manuel Lois a Página/12.
–¿Perdón…?
–Tengo todas las vocales sin repetir, como Julio César –explica, y después aclara que no son místicos.
Iván Skvarca, también del grupo, en su sitio de Internet guarda uno de los tesoros preciados de los Snarks, una historia universal escrita con palabras de no más de cuatro letras. Entre otros problemas a resolver que intercambia el grupo, uno fue el de encontrar palabras cuyas letras estén en orden alfabético. “Cruz”, dijo el filatelista Rodolfo Kurchan. “Himno”, agrega el panvocálico. Se deliran por palíndromos como “la ruta nos aportó otro paso natural” o “salta Lenin el Atlas”. Lois asegura haber escrito uno de 15 renglones. Y dirán ellos que no son místicos, pero a las 20.02, chocaron las copas y brindaron por el 20 del 02 del 2002, al grito de “¡Arriba la birra!”.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s